Un misterioso fósil encontrado en la Antártida

Según los científicos, pertenecía a un antiguo monstruo marino.
viernes, 19 de junio de 2020 · 16:34

Después de casi una década de misterio, científicos confirmaron que un raro fósil de la Antártida es en realidad un huevo, y puede haber pertenecido a un un reptil gigante y antiguo. Con 66 millones de años, el huevo fosilizado de cáscara blanda es el descubrimiento más grande de su tipo, y el primero en aparecer en el continente más austral de la Tierra.

"Es de un animal del tamaño de un dinosaurio grande, pero es completamente diferente a un huevo de dinosaurio", dijo Lucas Legendre, investigador postdoctoral de la Universidad de Texas en Austin y autor principal del estudio. "Es muy similar a los huevos de lagartos y serpientes, pero es verdaderamente gigante en relación a estos animales".

En la investigación, publicada en la revista Nature, los científicos usaron análisis microscópicos para confirmar que el fósil es de hecho un huevo antiguo, aunque similar a los huevos modernos de serpiente y lagarto, que a veces son transparentes y eclosionan momentos después de su puesta.

A su vez, compararon el tamaño del cuerpo de 260 reptiles vivos y sus huevos, por lo que pudieron estimar que el animal que puso el huevo misterioso habría tenido aproximadamente 7 metros de largo. 

Por otro lado, determinaron que era de cáscara blanda, a diferencia de los huevos de dinosaurio y similar a los huevos de tortuga, lo que sugiere una especie acuática como el mosasaurus, un depredador reptil acuático que vivió en el Cretácico Tardío.

Si de hecho se tratara de un huevo de mosasaurio, el nuevo hallazgo anularía lo que los científicos habían pensado anteriormente: que estas criaturas antiguas no ponían huevos. Y las pistas parecen alentadoras: los mosasaurios vivían en la Antártida, y la formación rocosa donde se encontró el huevo también contenía fósiles de mosasaurios y plesiosaurios. (FIlo News)