Migrantes acampan en frontera entre Bielorrusia y Polonia tras fallido intento de cruce

Cientos de migrantes de Medio Oriente y África que quieren radicarse en la Unión Europea (UE) acamparon anoche en Bielorrusia cerca de la frontera oriental de Polonia, un día después de que intentaran cruzar cortando alambrados y usando ramas para tratar de treparlos, en una escalada de una crisis de meses en los límites orientales de la UE y de la
miércoles, 10 de noviembre de 2021 · 00:30

El Gobierno polaco, la UE, la OTAN y Estados Unidos acusaron a Bielorrusia, con la cual mantienen una fuerte disputa, de orquestar la fallida invasión por parte de los migrantes y refugiados de guerra, pero Bielorrusia dijo que las acusaciones no tienen fundamento y achacó a Polonia "indiferencia y de actitud inhumana" por negarse a acogerlos.

La escalada abre otro preocupante frente para la UE en relación a la inmigración, luego de que el bloque alcanzara cuestionados acuerdos en los últimos años con Turquía y Libia para que frenen las olas de migrantes y refugiados de guerra que intentan llegar a las costas de Europa cruzando el mar Mediterráneo.

El Ministerio del Interior polaco dijo que fuerzas de seguridad repelieron el intento de ayer, y el Ministerio de Defensa difundió luego un video en el que se veía a los migrantes aprestándose a pasar la noche junto a la frontera, en decenas de carpas.

Hoy, nuevos videos, pero publicados por la policía polaca en Twitter, mostraron a los migrantes acampados en las tiendas entre hogueras para poder soportar temperaturas cercanas a 0 grados, mientras de fondo se oye una advertencia de la policía de que los cruces solo están autorizados por los pasos fronterizos oficiales y se requiere visa para ingresar, informó la cadena BBC.

Sin embargo, el paso fronterizo más cercano, el de la localidad nororiental polaca de Kuznica, estaba hoy cerrado.

La situación constituye una escalada de meses de presión de los migrantes sobre las fronteras de Lituania y Polonia y, en menor medida, de Letonia, tres estados de la UE ubicados en el límite oriental del bloque con Bielorrusia.

Polonia y la UE han dicho que Bielorrusia está dirigiendo a los migrantes a propósito hacia las fronteras en un intento de desestabilizar al bloque en represalia por haberle impuesto duras sanciones, junto con Estados Unidos, por la represión de protestas opositoras.

El organismo de la ONU para los refugiados, Acnur, expresó hoy su preocupación por la situación.

"Estamos muy alarmados por lo que vemos en la frontera polaco-bielorrusa. Llevamos expresando nuestra preocupación por la situación desde julio", declaró la vocera del Acnur, Shabia Mantoo, en rueda de prensa en Ginebra.

El Acnur "está dispuesto a ayudar a las autoridades a acceder a los refugiados para resolver los problemas de cada uno de ellos y proporcionarles la protección que puedan necesitar", agregó.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, acompañado por el ministro de Defensa, Mariusz Blaszczak, viajaron a la frontera hoy para reunirse con guardias fronterizos y con funcionarios de seguridad.

Morawiecki elogió, también en nombre de la UE, su "defensa efectiva de la frontera", y volvió a acusar de la situación al Gobierno bielorruso del presidente Alexandr Lukashenko.

"No sabemos qué más inventará el régimen de Lukashenko...esto es una realidad", agregó el premier.

La mayoría de los migrantes son de Siria e Irak, aunque también hay algunos en África, esperanzados de haber encontrado una nueva ruta de migración para entrar a Europa.

La mayoría solo quiere pasar por Polonia para llegar a Alemania u otros países del oeste de Europa.

Polonia ha recibido fuertes señales de solidaridad y respaldo de la UE, la OTAN y Estados Unidos.

La mayoría de los migrantes vuela a Minsk, capital de Bielorrusia, con visas de turista, y desde allí viajan en taxi hasta la frontera con Polonia.

La UE quiere presionar a las aerolíneas a "no facilitar la inmigración ilegal".

Los vuelos directos entre Irak y Minsk están suspendidos desde agosto, pero los migrantes han estado volando desde Siria, Turquía, Emiratos Árabes Unidos y hasta Rusia, según informes de la UE publicados en recientemente por diarios de Polonia.

 

Otras Noticias