“Prefiero que ella me vea en prisión, a que yo visite su tumba”

El hombre apuñaló y mató a su yerno que había golpeado a su hija en México.
martes, 15 de junio de 2021 · 19:23

La pelea trágica ocurrió el domingo 30 de mayo, cuando una familia de Puebla, México, se encontraba celebrando un cumpleaños familiar cuando uno de los integrantes, alcoholizado, comentó a discutir y a golpear a su esposa. Esto frente al resto de invitados, entre los que se encontraba el padre de la joven, quien no dudó en defender a su hija. 

En el medio de los incidentes, Oscar N., el padre de Andrea V, tomó un cuchillo y apuñaló varias veces a Juan Ramón G., su yerno de 33 años. La violencia terminó de la peor manera: Oscar N. fue detenido y Juan Ramón G. .murió por las heridas producidas por el arma blanca. 

Dos días después de el homicidio y ante marchas y reclamos de los vecinos, Oscar de 47 años fue liberado por la justicia local, que en primera instancia dictaminó que actuó en legítima defensa.  

El hombre mismo admitió el asesinato de su yerno, al tiempo que declaró: "Prefiero que mi hija me visite en la prisión, a que yo visite su tumba".

Su familia se habían manifestado en el Centro de Justicia Penal de Puebla exigiendo su liberación al haber evitado un posible femicidio. Con marchas, cantos y pancartas, los vecinos de la zona apoyaron a Oscar N. por haber defendido a su hija de la violencia de su esposo.

Un caso similar al ocurrido en Puebla se registró en el estado de Sinaloa el pasado 15 de mayo, durante una pelea familiar en la que un hombre disparó contra su yerno, quien murió en el patio frontal de su casa.

La pelea ocurrió en la sindicatura de Tacuichamona, del municipio de Culiacán, en la que perdió la vida Constantino, de 46 años, quien se encontraba en su domicilio de la calle San Francisco y salió para intercambiar palabras con su suegro, que presuntamente sacó un arma de su ropa y disparó contra el hombre.

Sobre el responsable, no se especificó si fue detenido o logró escapar.

 

Femicidios en México

una proyección sobre la fachada de Palacio Nacional, en la Ciudad de México. Foto: Xinhua.

La pandemia disparó las llamadas de auxilio al número de emergencia 911 en México. Solo en lo que va de 2021, se efectuaron 38.316 llamadas, según fuentes oficiales. En marzo, mes récord,  2.444 personas fueron asesinadas  y 10 mujeres en promedio perdieron su vida por día, víctimas de femicidios. 

Entre enero y febrero, 142 mujeres fueron víctimas de femicidio en México de un total de 447 asesinadas, lo que significa que solo 30% de esas muertes violentas se clasifican actualmente como femicidio.

Marcha simbólica contra los femicidios. Foto: EFE

De acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), existen siete indicios que determinan que el homicidio de una mujer puede ser catalogado como femicidio. La estipulación de dicha especificidad no está sujeta a que se acumulen estos aspectos, es decir, con presentar una sola de estas características se puede clasificar como femicidio:

 

1.- La victima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo.

2.- A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la muerte o actos de necrofilia.

3.- Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del victimario en contra de la víctima.

4.- Haya existido entre el victimario y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza.

5.- Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima.

6.- La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la muerte.

7.- El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

Más de