El papa Francisco pidió una sociedad “más justa y fraterna” en Cuba

Francisco se refirió a varios sucesos graves. Expresó su cercanía a los afectados por las inundaciones en Alemania, Bélgica y Holanda. También lamentó la violencia en Sudáfrica y expresó el deseo de los sudafricanos por alcanzar la armonía. El papa rezó por que los cubanos tengan "una sociedad más justa y fraternal.
domingo, 18 de julio de 2021 · 10:39

Dos semanas después de la cirugía en la que se le extirpó la mitad del colon, el papa Francisco reapareció este domingo para saludar a los fieles desde una ventana del Vaticano y se refirió a la crisis en Cuba, al pedir una sociedad "más justa y fraterna".

Francisco, de 84 años, se mostró animado, aunque en algún momento se vio cansado durante sus 14 minutos de intervención. La semana anterior, había ofrecido su bendición desde un balcón del hospital Gemelli de Roma. El pontífice fue operado el 4 de julio para extirparle parte del colon debido a un estrechamiento intestinal.

Después de dar su bendición a los fieles, Francisco se refirió a varios sucesos graves. Expresó su cercanía a los afectados por las inundaciones, que se cobraron al menos 180 vidas, en Alemania, Bélgica y Holanda. También lamentó la violencia en Sudáfrica y expresó el deseo de los sudafricanos por alcanzar la armonía. El papa también habló sobre las protestas en Cuba y rezó por que los cubanos tengan "una sociedad más justa y fraternal".

Hacia el final de su comparecencia desde una ventana del Palacio Apostólico, en la que improvisó en ocasiones y se detuvo un momento para toser, Francisco parecía un poco cansado. Pero concluyó con una firme y alegre invitación a la multitud, como suele hacer, para que "tengan una buena comida'' y rezaran por él.

Los cientos de personas que había en la plaza aplaudieron. Algunos ondeaban banderas de sus países y al menos una pancarta de fabricación propia, que mostraba un corazón rojo y el mensaje "Le amo" en italiano.

"Queridos hermanos y hermanas, ¡buen día!", dijo Francisco a la multitud con una sonrisa. Después de 10 días en un importante hospital católico de Roma, Francisco regresó a su casa en el Vaticano el 14 de julio.

Salvo por la cita del domingo a mediodía en la que ofrece su bendición a los fieles en la plaza, el papa no tiene otros actos públicos previstos para el resto del mes. Ya antes de que se anunciara la operación, el Vaticano había dicho que sus audiencias semanales de los miércoles no se celebrarían durante todo julio. Eso cumple con la tradición de otros años durante su papado, que le permite tener algo de descanso estival.

En tanto, horas antes de acudir al hospital para su cirugía, Francisco había anunciado que visitaría Hungría y Eslovaquia a mediados de septiembre.  (Clarín)