Murió Patricio Manns, figura clave de la canción chilena y latinoamericana

Una descompensación había obligado a internarlo hace un mes. Su cuadro se agravó por la diabetes que padecía.
sábado, 25 de septiembre de 2021 · 14:36

El escritor y cantautor chileno Patricio Manns, una de las figuras más importantes de la Nueva Canción Chilena, falleció este sábado en Viña del Mar, a los 84 años. Una descompensación había obligado a internarlo hace un mes. Su cuadro se agravó por la diabetes que padecía. El candidato presidencial Gabriel Boric fue de los primeros en despedirlo a través de Twitter.

Hijo de padre suizo y madre francesa, Manns nació en Nacimiento en 1937. Su carrera como compositor tomó bríos en 1965 con la canción "Arriba en la Cordillera". Para entonces, formó parte de la peña de los hermanos Parra, a la que se sumaría Víctor Jara.

Manns acompañó las campañas presidenciales de Salvador Allende en 1964 y 1970 como periodista. Su carrera musical siguió en los años del gobierno de la Unidad Popular.

Al mismo tiempo, escribió sus primeras novelas, De noche sobre el rastro y Buenas noches los pastores. El golpe militar de 1973 lo mandó al exilio. Primero fue a Cuba y después se instaló en Francia. En 1974 apareció su novela Actas de Marusia, llevada al cine un año después en México por Miguel Littín, otro exiliado del régimen de Augusto Pinochet. La película sobre la explotación de los obreros del salitre compitió en el Festival de Cannes y fue nominada al Oscar como mejor film extranjero.

En los años del exilio, Manns colaboró con el grupo Inti-Illimani, que también sufrió el destierro. Al manos dos canciones suyas, cantadas por esa formación, se convirtieron en himnos del exilio chileno. Uno fue "La exiliada del Sur", sobre una letra de Violeta Parra. Manns musicalizó los potentes versos en los que Parra imagina que las partes de su cuerpo se desparraman en los distintos puntos de la geografía chilena.

La otra canción fue "Vuelvo", de 1979, que nueve años más tarde fue el primer tema que Inti-Illimani cantó apenas regresó a Chile para el plebiscito que terminó con la dictadura de Pinochet. "Vuelvo al fin sin humillarme, / sin pedir perdón ni olvido. / Nunca el hombre está vencido. / Su derrota es siempre breve, / un estímulo que mueve / la vocación de su guerra. / Pues la raza que destierra / y la raza que recibe / le dirán al fin que él vive / dolores de toda tierra", dice el pasaje más estremecedor, que le dio alcance universal al dolor del exilio.

El final del exilio para Manns fue recién en agosto de 1990, pero se instalaría de manera definitiva en Chile en 2000. Continuó su colaboración con Inti-Illimani y en 2009 recibió la Mención en música folklórica en los Premios Presidente. La entonces mandataria Michelle Bachelet le dio el galardón. 

Su discografía se extendió hasta 2016. Dejó además 17 novelas y tres colecciones de poemas, y ensayos dedicados, entre otros, a Violeta Parra y Manuel Rodríguez, héroe de la independencia chilena. 

Fuente: Página 12