DESDE DONDE ESTÁ DETENIDO

Claudio Vidal: envió una carta abierta a los trabajadores petroleros

Desde su lugar de detención, Claudio Vidal sostuvo con dureza a través de una carta remitida a sus compañeros: “No tengan dudas, los que están detrás de todo esto, que se lo que quieren hacer conmigo, no soy ni tonto, ni me voy a quedar de brazos cruzados esperando que sigan armando una causa " dijo
martes, 21 de abril de 2015 · 22:02

Dijo además, que tampoco cree que los compañeros petroleros se banquen otra vez que vengan los emisarios de los capitales concentrados, infiltrados en la política y el Poder Judicial, a correr a los dirigentes elegidos por la gente para intervenir el Sindicato para su propio provecho, como hicieron con Federación.

Aseguro que ya no hay forma de dar un paso atrás en la historia del Sindicato Petrolero y si me tengo que bancar siendo un preso de la política y de los intereses de los empresarios, lo voy a soportar, pero sentencio: "…no se olviden los estrategas de la política y las corporaciones, que el pueblo petrolero los va a castigar donde más les duele”

Reitero que jamás integré una asociación ilícita, ni llegue hasta el Sindicato para dedicarme a otra cosa que no sea darle dignidad a los compañeros, y prueba de lo que digo son los resultados que hemos obtenido en este corto tiempo.

"lógicamente, hay muchos que querían un Sindicato de amigos como era la intervención de Federación, pero los que quieren eso, no son los que viven en la región con sus familias, criando a sus hijos y construyendo sus hogares; son los que viven en las capitales y para ellos el petróleo es solo un negocio.”

También recordó que jamás el Sindicato tuvo la autonomía que hoy tiene y siempre supieron que eso era algo que no se lo iban a perdonar y es por ello que dieron un golpe que no termina con la detención de Claudio Vidal y otros compañeros del Sindicato.

El dirigente dijo que sabe que se intentó instalar la confusión y el descredito de quienes integramos la comisión directiva del sindicato, poniendo en duda nuestra honorabilidad aquellos que no tienen ni bandera, ni patria, ni amor por esta tierra y su gente; aquellos que solo son movidos por intereses nefastos; y que eso se va a ir viendo con el correr de los días.