Comerciantes de Río Gallegos visitaron la única zona franca comercial del país

Los integrantes de la Cámara de Comercio de Río Gallegos,  Alejandro Agulla y Marcelo Ferrero, viajaron hasta Puerto Iguazú para conocer la experiencia de sus pares de la ciudad misionera con la instalación de la única zona franca comercial del país.

jueves, 21 de noviembre de 2013 · 00:00

“La idea surgió luego de la disertación de los funcionarios de la Dirección General de Aduanas en la Cámara de Comercio, y donde pusieron como ejemplo la única zona franca minorista que hay en el país, y que funciona en Puerto Iguazú. La Cámara de Comercio nos designó para que realizáramos el relevamiento para conocer como funcionaba esta zona franca”, dijo Agulla.

“Lo que detectamos, es que más allá de que la zona franca existe y esta bien montada, y reúne los requisitos del caso, no es una zona franca como nos imaginamos los santacruceños comparada con la de Punta Arenas. Nos reunimos con los miembros de la Cámara de Comercio de Puerto Iguazú y realizamos un relevamiento de los comercios y también obviamente en la zona franca”, agregó el empresario riogalleguense.

Agulla rescató que en este viaje, se pudo recabar la información suficiente para aportar lo positivo y lo negativo de la experiencia de los comerciantes de Puerto Iguazú al proceso comenzó en Río Gallegos tras los anuncios de instalar una zona franca similar en la capital.

“Estuvimos en presencia en realidad, de un negocio de pocos, ya que detectamos que han quedado excluidos los comercios locales. Los datos que recabamos son para tener en cuenta a la hora de redactar el reglamento de zona franca comercial local y los alertas de lo que no queremos que suceda aquí. Fue provechoso porque conocimos los pros y los contras. Pero no podemos comparar Puerto Iguazú, con Río Gallegos, porque es un destino internacional turístico, que a su vez esta lindante a la triple frontera con ciudades como Foz Iguazú (Brasil) y Ciudad del Este (Paraguay)”, explicó Agualla.

En marzo de 2002 comenzó a funcionar la zona franca de Puerto Iguazú, y se resaltó entonces que iba a agilizar las transacciones comerciales con Brasil y Paraguay en aquella estratégica frontera, promoverá el turismo y brindará alrededor de 400 empleos directos a gente del lugar.

La construcción de cuatro depósitos de 1000 metros cuadrados cubiertos cada uno demandó inversiones por 10 millones de dólares, informó la Unión Transitoria de Empresas (UTE) integrada por la argentina London Supply y Miyard, de España. Los edificios se encuentran en un predio colindante con el Centro de Frontera, sobre el puente internacional con Brasil, a la vera del río Iguazú.

Para el empresario Marcelo Ferrero los pros de una zona franca como la de Misiones  “son básicamente el incremento de los turistas, que cruzan a Argentina para realizar sus compras y no lo hacen en Paraguay, especialmente los brasileros. También trae acarreado el tema del empleo. Pero los comerciantes con los cuales nos entrevistamos nos indicaron que el comercio no se vio tan afectado por la zona franca, pero si notaron más visitas de aquellos turistas favorecidos por el cambio monetario”.

Sin embargo, Ferrero explicó que “han quedado afuera (de la zona franca) todo el comercio de Puerto Iguazú, y le han establecido requisitos muy altos para poder estar dentro de la zona franca. Es decir que le pusieron límites que son imposibles de cumplir, por lo que ninguno calificaba para estar dentro de ese predio”.

Comentaron que en el predio había seis locales en un mismo edificio donde se comercializa indumentaria, electrodomésticos, whisky y habanos, chocolates y juguetería. También para todos los locales hay una sola línea de cajas y denominaron las instalaciones como un “Duty -Free Shop” (comercios al por menor que no aplican impuestos ni tasas locales o nacionales).

Los miembros de la Cámara de Comercio reiteraron que la zona franca que tuvieron la oportunidad de relevar “esta orientada al turista nacional y extranjero, mientras que el vecino local no puede comprar en esa zona franca. Para los turistas nacionales la franquicia es de 150 dólares y para los turistas de terceros países (no del Mercosur) pueden realizar compras de hasta 2000 dólares”.

Además resaltaron que el predio comercial no tiene las mismas características como las que funcionan en las ciudades chilenas de Punta Arenas o Iquique. En este sentido, advirtieron que Río Gallegos no tiene una atracción turística como lo tiene Puerto Iguazú, como lo son las Cataratas del Iguazú.

Los integrantes de la Cámara de Comercio de Río Gallegos que visitaron la ciudad misionera, expondrán pronto ante los socios de la Cámara, Federación Económica y público general lo observado durante el viaje.