"Pueden quedarse a ocupar las sedes por años, pero la intervención está"

Mientras el conflicto petrolero se recrudece, el gobernador Peralta reapareció con declaraciones en L.U. 14 y dijo que se va a instalar en zona norte, para «contribuir» a la resolución del conflicto, porque no le interesan los riesgos ni los costos políticos.
"Peralta"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El mandatario provincial, indicó: “Me voy a instalar en la zona norte para que se avance en la resolución de este conflicto y, en este contexto, quiero dejar en claro que no me interesan los riesgos ni los costos políticos. Lo digo para algunos que piensan que no trabajo para la democracia sindical. Yo espero una intervención acotada, establecimiento de un plazo electoral, puesta en marcha de los motores del trabajo y seguir para adelante».
De esta manera aseguró que «los que estén en contra de esto que lo digan, pero no va a haber Gendarmería ni palos y que los compañeros trabajadores no se preocupen, lo que ellos tienen que hacer es agruparse y trabajar para ver cómo enfrentan su propio proceso electoral y lograr que la familia petrolera no se lastime más», y en este marco, puntualizó que «no me interesa hoy ninguna proyección política que tenga que ver con el 2011. Lo que quiero hacer hoy por hoy es ayudar a solucionar el problema que entre ellos tienen pero que afecta a toda Santa Cruz».
Mas adelante sostuvo que «lo que más me preocupa es esto que se dijo en cuanto a que puede haber un «Sayago 2» o eso que se indicó sobre si «nos dan palos vamos a responder con palos». Yo quiero decir algo, primero, que nadie los va a tocar, que se pueden quedar a vivir en las sedes gremiales si quieren, salvo que la instancia sindical interna resuelva otra cosa, como está sucediendo por estas horas, donde el sindicato está intervenido por la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles, no por el Ministerio de Trabajo ni por la justicia, sino por la vía asociativa de entidad que los agrupa, a las que ellos pertenece por decisión propia».
«Lo que hay que enfriar es la cabeza» enfatizó, al tiempo que recordó que «hablar de un «Sayago 2» es traer a la memoria hechos que dividieron profundamente a la sociedad de Santa Cruz y a las familias santacruceñas. Acá no va a ver un «Sayago 2». Decir que la Gendarmería está pronto a sacarlos parece más sacado de una novela que de una instancia real. Nadie los va a tocar y ningún gendarme va a entrar en una sede sindical. De eso me hago responsable yo».
Por otra parte manifestó que «lo mismo que eso de quemar remeras que llevan la inscripción «Peralta 2011», como si yo fuera candidato o si habría una decisión política de avanzar en contrario a la opción política del modelo que ellos dicen defender. Pero eso es lo de menos, lo que menos me preocupa por estas horas es lo que pueda acontecer en octubre, estamos a mil años luz de ese mes».
«Pero –agregó- esa violencia de quemar remeras con inscripciones tiene un trasfondo político muy fuerte, sin embargo todos saben lo que tienen que hacer, nadie obliga acá a votar a nadie, como a mi nadie me obligó nunca a acompañarlos siempre cuando tuvieron que reclamar o se vivieron situaciones complicadas. No nos olvidemos que en el 2009 hubo un paro de más de treinta días cuyo costo económico todavía lo estamos pagando, pero ellos me tuvieron a su lado».
«No hay que correr el arco»

Peralta dijo que «hay que correr el arco acá, porque yo podría decir también con criterio electoral cuantos votos gano o pierdo a partir de todos los que me victoreaban el otro día en Cañadón Seco, cuando yo hablaba y opinaba sobre este tema. Si uno fuera egoísta en ese punto o hiciera cálculos electorales que sólo a un enfermo se le puede ocurrir hacer en estas circunstancias tan graves, pero eso es parte de otra historia».
«A mi me preocupa –subrayó- la situación en la que están porque ellos dicen que resisten una intervención que ya está decidida, el interventor hoy va a estar en Caleta Olivia, las cuentas y el esquema administrativo las va a llevar esta gente, la obra social va a seguir funcionando que era motivo de mi preocupación, no me parece que a los delegados electos se le hayan caído los fueros, con lo cual se debe garantizar su representación ante las empresas y ese es un tema que debe tratar rápido el interventor Roque Vitale».
En ese sentido insistió en que «la intervención debe ser acotada, yo lo dije desde un principio, no hay que ponerse nervioso, con una intervención que mañana o pasado diga cuando se va a llamar a elecciones, lo único que queda es empezar a trabajar y que los petroleros voten. Creo que ese es el camino y no hay que tener miedo, esto no se arregla quemando remeritas porque eso es querer cambiar el eje de la discusión».
De esta forma sostuvo que «yo soy el Gobernador de todos los santacruceños y debo decir que este paro está haciendo un daño irreparable a Santa Cruz. Hoy leía también a alguien que hizo declaraciones diciendo que es cuento eso de que vamos a tener problemas para pagar los salarios, no es ningún cuento. Ya hemos tenido problemas con la recaudación en toda Santa Cruz y las localidades del flanco norte fundamentalmente, y vamos a tener más problemas el mes que viene y el otro cuando el impacto sobre las regalías petroleras pegue de manera fortísima».
«De alguna manera vamos a salir adelante» consideró, en tanto, reiteró que «ahora, hablar de un «Sayago 2» o decir que «si nos dan palos vamos a responder con palos». Nadie les va a pegar porque lo que estamos tratando de evitar son enfrentamientos entre ellos mismos, porque la verdad de la cosa es que el clima está muy pesado, especialmente en el flanco norte. Nosotros estamos cuidando que no haya enfrentamientos entre los trabajadores como cuidamos la semana pasada mientras se hacían las asambleas, y lo que estamos pidiendo es que actúen con inteligencia».
El Gobernador añadió que «la intervención ya está, ellos pueden quedarse a ocupar las sedes por años, pero la intervención está. Este problema lo tienen que arreglar entre ellos y con la Federación, tiene que ser acotada la intervención para garantizar la democracia sindical y el voto de los trabajadores, y después cada uno sabrá donde se ubica. Nosotros estamos trabajando y vamos a seguir trabajando, y nos vamos a seguir inmiscuyendo, no en la interna sindical, sino en tratar de recuperar la producción y el trabajo porque en el flanco norte de Santa Cruz se está haciendo daño a muchísima gente por una interna sindical».
De esta manera volvió a insistir en que «no corran el arco» porque «esto es por una interna sindical. La gente no puede estar de rehén de gente que tiene que recuperar pronto el tema de quien le va a pagar los salarios a fin de mes, cómo se van a desarrollar las actividades. Esta es una cuestión para que todos estemos preocupados pero además nos ocupemos, no en la chicana política, sino en lo que cada uno puede aportar para la solución».
Consultado sobre la situación de los delegados, Peralta expresó que «yo entiendo que pueden continuar con su labor, salvo que los estatutos de los sindicatos hayan cambiado mucho y que los alcances de la intervención no sean los que me informaron a mi en la tarde de ayer por parte de misma Federación. Yo creo que el interventor va a venir y se va a poner a hablar con todos. Yo entiendo que el interventor es un hombre de extracción sindical y de la propia Federación, así que considero que sabrá cómo manejarse con los distintos sectores, porque si además el tema está en como discutir el futuro Convenio Colectivo de Trabajo que fue un poco lo que dio inicio a todo esto y el día a día de la actividad petrolera, en que cabeza cabe que el interventor no se va a mover con los compañeros electos por los propios trabajadores».
Con respecto a un diálogo con el interventor Roque Vitale, el mandatario provincial comentó que «me llamó para explicarme un poco cuáles van a ser los alcances de la intervención y cómo se va a manejar esto. Yo le pedí celeridad, compromiso, diálogo y, por sobre todas las cosas, fijar rápidamente la fecha de la elección para que todos los que quieran ser ratificados por la voluntad de los petroleros lo puedan hacer en el menor tiempo posible».
«Me dijo –agregó- que esto último lo había hablado con la autoridad de la Federación y que incluso eso lo iba a comunicar a los delegados cuando llegue a Santa Cruz y yo espero que lo dejen trabajar y que este hombre pueda desarrollar su actividad con pleno ejercicio del mandato que le dio la Federación».
En ese sentido indicó que «nosotros fuimos a pedir la tutela sobre el daño que estábamos sufriendo, no sólo en lo económico sino también en términos de la paz social que estaba, seriamente, amenazada. Cuando hay asambleas de las características que hubo días atrás en Cañadón Seco, donde habían más de 5 mil trabajadores, donde hay una ruptura evidente y un cuestionamiento a la legitimidad del Secretario General y a algunos miembros de la Comisión Directiva, y por otro lado, ese mismo Secretario General y algunos integrantes de la Comisión Directiva ser refugian en los compañeros que le son afines, entendimos que esta era una cuestión que iba a extenderse en el tiempo».
El Gobernador señaló que «nosotros no podemos seguir teniendo la producción paralizada por una cuestión interna en la organización gremial, cuando hay tanta dispersión en la propia acción sindical. Eso fue lo que nos motivo a pedirle, en principio, a la justicia, la justicia se refirió tanto a la autoridad laboral nacional, donde se desarrollaron las conversaciones y las negociaciones que después nadie pudo sostener con las bases, y después a la misma Federación para que adopte una medida normalizadota en función de la Ley de Asociaciones Profesionales vigentes y los estatutos que rigen la vida de este sindicato».
«Es una decisión –expresó- que se adoptó y que nosotros no somos nadie para cuestionar. No podemos seguir eternamente así y las posiciones son tan encontradas que alguien le tiene que buscar una salida a este tema. La vía asociativa es la que marca el camino a seguir y nosotros no somos quienes para cuestionarla o no».

«Hay muchos miserables que están alimentando este conflicto»

Volviendo al tema de Sayago, el mandatario provincial recalcó que «hay muchos miserables que están alimentando este conflicto pero yo, primero, quiero pedirle disculpas a la familia de Sayago, porque me parece que su nombre se está manoseando demasiado, y en segundo lugar, lo que quiero decir es que nosotros como santacruceños tenemos que apostar a que esta situación, y cualquier otra que se manifieste de esta manera, a través de signos de violencia, tanto verbal como física, puedan ser contenidos, acotados y encausados».
«Yo estoy trabajando para eso» destacó, al tiempo que expresó que «si me pongo a pensar en qué descerebrado puede estar maquinando una cosa así perdería el eje de mi objetivo que es trabajar para que no se llegue a una situación de estas características y se vuelva a la normalidad. Los trabajadores en los yacimientos garantizan que este tipo de circunstancias no se den, yo trabajo para eso. Ahora bien, si después hay elucubrador en función de algún objetivo bajo, donde quiere jugar con la vida de las personas, no lo tenemos que permitir. Tenemos que pensar en que va a hacer la familia petrolera a fin de mes, qué vamos a hacer los santacruceños para recuperar lo que se perdió y qué va a hacer el país, no sólo porque hay un daño muy grande no sólo a la economía regional sino también a la economía nacional».
Peralta puntualizó que «espero que la discusión entre en carriles de normalidad por el bien de todos, empezando por el bien de los trabajadores petroleros mismos. En ese contexto debo decir que por más que hayan agresiones, se me agravie o se me quiera poner cómo el eje de la discusión, voy a seguir trabajando, para mi van a seguir siendo los mismos amigos y compañeros, yo los voy a tener siempre en ese lugar, no me va a hacer cambiar la coyuntura porque para mi los trabajadores petroleros de Santa Cruz son parte de la vida provincial, son los que con su trabajo hacen que muchos santacruceños vivan, entre ellos, el sector público que cobra su salario atado a la realidad petrolera provincial, al menos hasta que diversifiquemos nuestra matriz productiva».

«Nunca le ofrecí un cargo nacional a Segovia»

Mas adelante se refirió a afirmaciones del ex Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, Héctor «Chaco» Segovia, quien señaló que en el mandatario provincial le había ofrecido un cargo nacional. Al respecto, enfatizó que «eso es absolutamente falso y una mentira gigantesca, primero, porque yo no soy quien para ofrecer un cargo nacional, y segundo, porque nadie en el gobierno nacional, absolutamente nadie hoy,  le ofrecería un cargo a Segovia».
De esta manera aclaró que «este es un tema personal, cuando nosotros apoyamos la gestiones que hizo como Secretario General lo hacíamos porque apoyábamos las gestiones para todos los petroleros. Nosotros no personalizamos, él que dice que es un hombre del Frente para la Victoria (F.V.S.), debería revisar su posicionamiento hoy y el daño que le está haciendo no a este Gobernador sino a la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner».
Por último subrayó que «el dice que yo quiero incendiar la provincia y él sabe muy bien todos los fuegos que no prendimos nosotros que tuvimos que apagar, pero al margen de eso y de sus expresiones absolutamente desafortunadas, el hace una profesión de fe kirchnerista que después, cuando tiene trabajar para el modelo que dice defender, hace todo lo contrario. Por eso, a mi no me gusta nunca encasillar a los dirigentes gremiales, prefiero saber si están de un lado o del otro, si apoyan esta bien porque estamos en la misma ruta, si no lo hacen respetamos que son representantes de los intereses de sus afiliados».