ADOSAC denunció una nueva "crisis edilicia" en Santa Cruz

El gremio docente detalló hoy los problemas en diferentes inscituciones educativas de la provincia, desencadenados por falta de inversión y mantenimiento. Aseguran que el problema "es de grandes proporciones".

lunes, 1 de julio de 2013 · 00:00

Sin lugar a dudas, la falta de inversión y mantenimiento por parte del gobierno provincial, de los establecimientos escolares, ha desencadenado una crisis edilicia, de grandes proporciones afectando a miles de alumnos en nuestra localidad y a lo largo de la provincia.

Desde comienzos del 2012, a esta fecha, son moneda corriente, las suspensiones originadas por diversos motivos como, pérdidas de gas, fallas en los equipos de calefacción, problemas eléctricos, rotura de cañerías, falta de agua, baños clausurados, filtraciones en lozas, problemas cloacales, falta de reposición de vidrios, rotura de pisos etc, etc.

Hemos denunciado a través de nuestra comisión directiva provincial, desde las vocalias electas y desde esta misma filial, la desinversión durante años y la falta de mantenimiento durante el ciclo lectivo y fundamentalmente durante los recesos de verano que permiten realizar las obras que en algunos casos están postergadas en el tiempo pero que serian la solución definitiva en muchos de los casos.

Podemos mencionar como casos puntuales de este año, escuelas afectadas como por ejemplo las primarias Nº 1, 10, 11, 19,33, 41, 47, 61, 62, 63, 70, 71, 78, 81, 83 y 90., los secundarios N° 7, 10, 11,16, 18, 23, 37, 38 y 39 y los jardines N° 19 y 43.

Las escuelas 33, 41, 47 y 63 son casos emblemáticos de la falta de soluciones ya que debieron suspender las clases por mas de tres semanas en forma continua y discontinua, pero tres de ellas, (33, 47 y 78) están al día de hoy sin respuestas definitivas y sin posibilidad de reanudar las clases.

La mala utilización de los fondos públicos por parte de la dirigencia política (los que están hoy y los que estuvieron antes) genera hoy la falta de inversión, la falta de insumos y materiales necesarios para garantizar los servicios esenciales de cualquier sociedad organizada, salud, educación, seguridad, vivienda.

Como defensores de la escuela pública, que garantice igualdad de oportunidades a todos nuestros niños y jóvenes, exigimos respuestas para toda una sociedad que no merece ser quien pague las consecuencias de estas políticas desacertadas.