La comunidad católica de Río Gallegos adhirió a los homenajes al Papa Francisco

El 13 de marzo de 2013, millones de latinoamericanos se conmovían cuando en el Vaticano se anunciaba “Habemus Papa”. Jorge Mario Bergoglio, un cardenal argentino, era elegido por el cónclave para liderar a la Iglesia Católica Mundial. Hoy, en todos los puntos del país, mientras el Papa Francisco se encuentra en un retiro espiritual, se celebró el aniversario de esa fecha y Río Gallegos no estuvo ajeno.

viernes, 14 de marzo de 2014 · 00:00

Aunque en todas las parroquias de la ciudad se festejó lo mismo, la Iglesia Catedral Nuestra Señora de Luján, fue el epicentro de la celebración. Esta tarde, en la misa de las 18.30, el Obispo de la diócesis, Monseñor Miguel Ángel D Aniballe, presidía la ceremonia. Lo acompañó el padre Jorge Rant junto otros sacerdotes que concelebraron la Eucaristía.

Luego los fieles, se dirigieron hasta la esquina de San Martín y Kirchner, donde se realizó un festejo popular que, propiciado por la legisladora Estela García, convocó a cientos de católicos a rendir homenaje a un hombre que se supo ganar el respeto y la admiración de los cristianos.

En primer término, se leyó una semblanza de este sacerdote argentino, que llegó a ser el líder mundial de la Iglesia Católica. Luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, interpretado por la Banda de Música del Ejército. Engalanado el escenario, abanderados de los diferentes grupos locales de scout, portaban las banderas Papal, Nacional, Provincial y Municipal.

En la oportunidad, los presentes escucharon un audio en el que se destacaban las virtudes del Papa y cómo el mundo asimilaba los positivos cambios que se registran en la Iglesia. Luego, integrantes de las distintas parroquias de la ciudad, jóvenes, niños, adultos, festejaron con globos amarillos y blancos este día. Hicieron uso de la palabra Yesica Maldonado y Mario Chacón, de la Parroquia Nuestra Sra. De Fátima, dos de los jóvenes riogalleguenses que participaron de las Jornadas Mundiales de la Juventud, que se realizaron en Brasil el año pasado y contaron su experiencia junto al Sumo Pontífice.

Luego fue el Obispo, el encargado de dirigirse a los fieles y resaltar las acciones que este argentino está llevando adelante para acercarse a la comunidad.

Entre sus palabras sostuvo que “esta celebración es un signo de lo que genera, de lo que produce el Papa Francisco. Es un Papa humilde, austero, alegre, que reza, que nos dice a todos los hombres de la tierra que debemos alimentar los valores espirituales con la oración. Tenemos que dedicarle tiempo a esto, a compartir con la familia, los amigos, a ser solidarios, honestos, justos, a servirle al prójimo, al que más necesita. Esto es alimentar el espíritu, son las acciones que transforman al mundo. Qué lindo es tener este líder que ha recuperado a los jóvenes, que nos manda a la calle, ha hacer lío. Busquemos en él una manera de vivir. Que lo espiritual llene nuestro corazón y abra nuestra capacidad para brindarnos a los demás”, dijo.

Hubo declaraciones emotivas y de afecto hacia el Sumo Pontífice, aplausos, gritos, alabanzas. Se cortó una torta, y gracias al aporte del Ejército, se disfrutó de un rico chocolate.

Cabe señalar que los santacruceños tendremos la responsabilidad de preparar la celebración de los cinco siglos de la primera misa en territorio argentino en 1520, celebrada por el padre Pedro de Valderrama en la Bahía de San Julián. Fecha ésta, en la que ya se ha cursado la invitación para que el Papa llegue a esta provincia y que se espera con ansiedad y esperanza.