Invitan a avistar macá tobianos en nuestras costas

 A 40 años del descubrimiento del Macá Tobiano, ave zambullidora exclusiva de la Provincia de Santa Cruz, la Asociación Ambiente Sur continúa con el trabajo de investigación y conservación de esta especie en peligro crítico de extinción e invita a la comunidad a realizar avistamientos del ave que en esta época se encuentra en el estuario del río Gallegos y a conocer su historia a través del documental “Viajeros” que se proyectará en el Centro de Interpretación “Estuario del río Gallegos” (CIERG).

viernes, 2 de mayo de 2014 · 00:00

 

Santiago Imberti, Director del Proyecto Macá Tobiano de Ambiente Sur, informó que, como cada año, la Asociación Ambiente Sur realiza censos de macá tobianos en cuatro sitios de conteo fijo que son: el estuario del río Gallegos en sus dos costas, el estuario del río Coyle y en la desembocadura del río Chico en el río Santa Cruz.

Así, en las costas adonde migra el macá tobiano desde las estepas del noroeste provincial en temporada de invierno, fueron contabilizados doscientos individuos adultos de la especie, según indicó Imberti. Los conteos se realizaron con la colaboración de miembros de la Agencia Ambiental Municipal de Rio Gallegos, el Club de Kayak I Jenu Jono, del Parque Nacional Monte León y de los voluntarios Fabricio Segovia, Mariana Martinez, Grisel Roskos, Emanuel Tiberi, Sebastian Alvarado, Soledad Veron, Rita Lopez y Manuel Artieda.

Además de estas actividades de investigación científica de la especie, declarada Monumento Natural Provincial, la Asociación realiza actividades de sensibilización hacia la comunidad local. Germán Montero, Director Ejecutivo de Ambiente Sur, invitó  a la comunidad para que en el próximo feriado puente, los días viernes 2 y sábado 3 de mayo, se acerquen al Centro de Interpretación “Estuario del río Gallegos”, donde se proyectará el documental ficcionalizado “Viajeros” que toma los casos del macá tobiano y del playero rojizo para informar y educar acerca de las aves migratorias continentales y regionales que llegan al estuario local. Asimismo, dado que el macá tobiano se encuentra en el estuario durante el invierno, es posible avistarlo desde la costa, por lo cual el CIERG permanecerá abierto el viernes y sábado próximos, de 15.00 a 19.00.

Montero manifestó  al respecto que “tenemos el privilegio de ser la única ciudad que puede avistar a esta especie desde sus costas, lo que nos obliga a redoblar los esfuerzos para su conservación que, por otra parte, es un indicador de la calidad de este ecosistema, del cual formamos parte. Es una oportunidad para avistarlo, por eso invitamos a la comunidad a acercarse al Centro de Interpretación este viernes y sábado”.

El Centro de Interpretación “Estuario del río Gallegos” está ubicado en Carlos Gardel 389, entre Gobernador Mayer y Comodoro Py de nuestra ciudad.

40 años del descubrimiento del macá tobiano

El 27 de abril de 1974 el biólogo Mauricio Rumboll junto a su ayudante Eduardo Shaw, realizaban avistamientos de cauquenes en la laguna Los Escarchados, a 50 kilómetros al sudeste de Lago Argentino, cuando se produjo el acontecimiento más espectacular de la ornitología argentina de los tiempos recientes: el avistamiento de una especie desconocida hasta entonces para la ciencia, el macá tobiano (podiceps gallardoi).

El hermoso zambullidor que observaron los científicos, blanco con manto y cabeza negros –ésta última adornada por una cresta color rojo ladrillo-, se destacaba claramente de los macaes plateados y comunes,  de tamaño algo menor, y no correspondía a ninguna de las especies  conocidas. Fue así que ese 27 de abril de 1974 en un desolado paraje patagónico, fue descubierta una nueva especie animal.

La especie macá tobiano (podiceps gallardoi), como la denominó Rumboll, fue estudiada en los años siguientes a fin de conocer su área de dispersión y su escasez o abundancia relativa, pero los escasos resultados obtenidos en los primeros años hicieron pensar a los conservacionistas locales que la situación de la especie podía ser crítica.

El macá tobiano habita en un sitio poco acogedor: se trata de lagunas situadas a lo largo de la meseta patagónica, con condiciones climáticas adversas, temperaturas muy bajas, pudiendo nevar incluso en verano y con un viento del oeste que sopla con violencia y tenacidad. Desde el inicio de los conteos de nacimientos exitosos durante los meses de diciembre, enero y febrero, la comunidad científica constató que eran muy poco los pichones que alcanzaban el estado de juveniles en otoño. 

Los macá tobianos nidifican en el agua, construyendo sus nidos sobre la vinagrilla, una planta acuática, y tienen entre sus factores limitantes, a los vendavales que suelen barrer las colonias, además de predadores como la gaviota cocinera, trucha y visón americano. En abril emigran a los estuarios de la costa ya que las lagunas se congelan. 

La Asociación Ambiente Sur y la ong Aves Argentinas han tomado hace algunos años la posta de este desafío de conservación de esta exclusiva ave de Santa Cruz,  que implicó profundizar su estudio y tomar efectivas medidas de protección. Lo hacen a través del Proyecto Macá Tobiano que ambas instituciones lideran. Actualmente, la especie está categorizada como en “peligro crítico de extinción” e integra la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Desde los primeros meses de 2012, ambas ong´s lideraron un considerable equipo de campo para intentar una serie de iniciativas pioneras  de conservación. El grupo visitó  180 lagos y recorrió un área de 20.000 km2, recolectando importante información  sobre la biología reproductiva de la especie y los factores que afectan su reproducción. 

Se tomaron entonces las primeras medidas innovadoras, pero la gran apuesta de ambas organizaciones está a punto de concretarse, cual es la creación en la zona del Parque Nacional Patagonia, un proyecto presentado a las autoridades de la Administración de Parques Nacionales. A principios de 2013, por la aprobación de una ley provincial se cedieron tierras fiscales provinciales a la Nación destinadas a la creación del parque. Ahora, un proyecto de los senadores nacionales por Santa Cruz es estudiado en el Congreso Nacional con perspectivas ciertas de ser aprobado este año.

El proyecto acepta la cesión de las tierras provinciales y crea el nuevo Parque Nacional Patagonia que permitirá dar la máxima protección legal a la especie y a su hábitat, por lo cual, a 40 años de su descubrimiento, los conservacionistas y científicos creen que será posible evitar la extinción de esta maravillosa ave.