Ex delegada de ATE: “Nos dijeron que no podemos hacerle quilombo a este gobierno”

Así lo aseguró en Radio Nuevo Día, Adriana Fuentes, ex delegada de ATE Santa Cruz, quien se desafilió por no sentirse representada por el gremio. “Hay mucho descontento de los afiliados”, indicó.
jueves, 20 de diciembre de 2018 · 12:38

En diálogo con el programa “Arriba el Día”, Adriana Fuentes contó lo que vivió al momento de desafiliarse del gremio ATE.
“Me acerqué al sindicato y no fue fácil tomar la decisión porque vengo trabajando desde 2015 en ATE y mucha gente me conoce porque recorrí muchos ministerios afiliando compañeros, creyendo en esta organización bajo la lucha del trabajador, defendiendo los intereses del trabajador en momentos donde cobramos un magro sueldo y muchos compañeros no alcanzan a cubrir sus necesidades económicas a los 10 días del mes y muchos otros tienen que salir a buscar otro trabajo por la tarde o tres trabajos para poder solventar la canasta familiar”, aseguró.

Luego dijo que a ellos, en este momento y luego de tantas recorridas, les recuerda cuando ganaron dos paritarios y que “en aquel momento ATE era aguerrido, fuerte”, afirmando: “Nos comíamos el mundo. UPCN era el traidor y el que estaba aliado al gobierno y yo ilusa, nueva en la organización, me comí todo el cuento.”

“En la nota que escribí en redes sociales puse que me comí el cuento de que ATE era del trabajador, no del patrón ni de ningún gobierno, pero al pasar el tiempo, luego de tres años afiliadas, aunque en una oportunidad ya me fui y me volvieron a aceptar, me di cuenta cómo eran las cosas”, señaló.

Adriana indicó que “hay mucho descontento de los afiliados” y que ella con sus compañeros empezaron movimientos para las categorizaciones, pero no vieron nada de eso en las últimas paritarias en cuanto a las categorías.

“Tengo compañeros que se van a jubilar con la categoría 14, otros con la categoría 10 o 16 y eso a mi sindicato, a mi organización no les importa. No les importa que uno tenga la heladera vacía y que el Gobierno nos tenga como chicos, manejados para todos lados. Lo último que vivimos y me rebalsó el vaso, fue que en un acuerdio paritario, se arregló el pago de un código que muchos compañeros no cobraron porque el Gobierno no respeta los acuerdos paritario”, afirmó.

Además, sentenció: “Yo no los puedo denunciar que tienen arreglos, pero me remito a las pruebas y nos dijeron que no podemos hacerle quilombo a este gobierno. A mí me duele mucho, me sentí defraudada, decepcionada y después tenía que salir yo a decirle a mis compañeros que no podemos hacerle quilombo a este gobierno, así que dije basta, me cansé porque estaba mi nombre y me cara en juego y si bien me dijeron que ATE no comenzó cuando yo llegué ni va a terminar cuando me vaya, les dije que lo sé y que les deseo suerte.”

También contó que en un momento les dijo: “Bueno, quién sabe, capaz me presento o armo una agrupación y me dijeron que me presente y tengo compañeros de testigos porque no fui sola”.

Entre otras cosas, aseguró: “Hace poco tiempo fui escrachada con mi hermana en una página de denuncias de Río Gallegos, en cosas de las cuales no tenemos nada que ver y creo que esto es la consecuencia de cuando uno se revela a una organización de la cual no se siente representada”. (El Diario Nuevo Día)