Petroleros Privados inauguró un Merendero en el San Benito de Río Gallegos

“Es un sueño cumplido gracias a la solidaridad de los compañeros petroleros y a la voluntad de Claudio Vidal', manifestó Juan Romero, referente barrial.
sábado, 13 de abril de 2019 · 20:32

Se inauguró el nuevo merendero en el corazón del barrio San Benito de Río Gallegos con el apoyo del Sindicato Petroleros Privados de Santa Cruz. La obra edificio evidencia la voluntad de los trabajadores petroleros para colaborar con su comunidad, de manera solidaria y con el único propósito de mejorar la calidad de vida de los santacruceños. Es la imprenta social que Claudio Vidal le ha dado a la gestión en el Sindicato desde sus inicios en 2013.

Luego de recorrer las instalaciones junto al secretario general del gremio petrolero Claudio Vidal junto a miembros de la comisión directiva y de la agrupación SER Mujer, el responsable del merendero Juan Romero agradeció en nombre de quienes integran la obra ya que se trata de un sueño cumplido. “Este edificio es más de lo que uno soñaba porque es bellísimo y tiene todas las comodidades para recibir a 150 niños y niñas. Esto se logró gracias al empuje del compañero Claudio Vidal. Hubo épocas muy duras, donde estuve prácticamente sólo, y costaba seguir porque todo el mundo me prometía y después se iban y se olvidaban de nosotros”. 

Con lágrimas en los ojos Romero relató como los ha impactado la tarea emprendida por los referentes petroleros y las integrantes de SER Mujer, lideradas por Cecilia Cortéz, además del equipo de Acción Social del Sindicato. “Siempre han estado con nosotros, lo que nos da esperanza. Volvimos a confiar, después de mucho tiempo, en un dirigente. Estamos muy agradecidos, Claudio Vidal, porque nos has mostrado que con trabajo y voluntad, los sueños se hacen realidad”.

A continuación Juan Romero recordó cómo fue que la obra del comedor surgió: “Un día se acercó Claudio (Vidal) junto a Pedro Luxen y Fabián Lukacheuski, a quienes les habíamos solicitado una ayuda para ampliar la cocina. Nos quedamos sorprendidos porque el propio Vidal, luego de recorrer el lugar, nos propuso hacer una obra integral. Eso si, nos consultaba si no nos íbamos a enojar porque habría que cerrar un tiempito. Por supuesto que le respondimos inmediatamente con un sí inmenso”.