Picuntureo sobre el hotel: “Son pacientes positivos, no pueden irse cuando quieran”

Las Secretarias de Coordinación Ejecutiva, Claudia Picuntureo, y de Desarrollo Comunitario, Alejandra Vázquez, se interiorizaron sobre el estado del Hotel en el que están cumpliendo la cuarentena 12 personas con diagnóstico positivo de Covid-19. Fue luego que trascendieran quejas de los vecinos.
viernes, 17 de julio de 2020 · 17:36

Con la experiencia de otros puntos del país, ya se planificaba que en cuanto comenzaran a aparecer casos positivos, y si su salud lo permitía, iban a cumplir la cuarentena en hoteles, por lo cual el propio Intendente Pablo Grasso, previo a la aparición de casos, recorrió las instalaciones del primer lugar designado para ello, el hotel Laguna Azul. En ese recorrido constató el estado de las habitaciones, las comodidades y la seguridad que ofrecía el alojamiento, que estuvo cerrado durante todo el periodo de cuarentena y con las calderas al mínimo para reducir el gasto de gas.

En las últimas horas, la autoridad sanitaria definió trasladar a pacientes positivos desde el hospital hasta el hotel, y luego de ello hubo quejas de estas personas a través de redes sociales, de las cuales se hicieron eco algunos medios, motivo por el cual las secretarias de Coordinación Ejecutiva, Claudia Picuntureo, y de Desarrollo Comunitario, Alejandra Vázquez, se acercaron al lugar para corroborar la veracidad o no de las quejas.

Cumpliendo con los estrictos protocolos sanitarios, las funcionarias municipales se entrevistaron con Paulo Lunzevich, integrante de la Asociación Hotelera y dueño del lugar, y comprobaron que la calefacción está funcionando correctamente y que la provisión de alimentos, que en principio tuvo algunos inconvenientes, se encuentra normalizada.

Al respecto, Picuntureo comentó que “vinimos a ver la situación de las personas que hoy están molestas, hablamos con el dueño y nos explicó que la calefacción está al máximo, y que hay que entender que estuvo cerrado mucho tiempo y tarda en calentarse todo el edificio, y además el tema de las condiciones climáticas que hay hoy en la ciudad no ayuda”.

“Es lógico que no tienen todavía la temperatura que tienen que tener, pero con el pasar de las horas se va normalizando”, dijo la funcionaria municipal, al tiempo que aclaró que “el Municipio sólo es un nexo con el hotel, no somos autoridad sanitaria, no decidimos que vengan acá, estas personas son casos positivos que fueron trasladados por intermedio de los doctores Lerena y Fernández, nosotros como Municipio estamos poniendo la cara y respondiendo a las problemáticas, pero si ellos se quieren ir del hotel, no nos corresponde a nosotros decidirlo”.

En este sentido, indicó Picuntureo que “es un hotel que está en perfectas condiciones, pero estas personas se quieren ir”, aunque puso énfasis en que “son pacientes positivos, no pueden irse cuando quieran, no es decisión de ellos”. “No tienen en cuenta que la cuarentena es obligatoria, vamos a hablar con las autoridades sanitarias para que vengan y les expliquen”, dijo Picuntureo y manifestó que “como Municipio lo único que estamos haciendo es ser un nexo entre Gobierno y los hoteleros, y es la gente de Salud la que debe explicar a los familiares cómo es el protocolo que tienen que cumplir los casos positivos”.

Acompañamiento permanente

Por su parte, la Secretaria de Desarrollo Comunitario, Alejandra Vázquez, resaltó que desde el primer momento fue una inquietud del Municipio asegurarse que estas personas se encuentren bien, aunque insistió en que el rol de la Comuna es de nexo entre el Ministerio de Desarrollo Social de la

Provincia y las autoridades sanitarias: “nosotros hacemos la gestión para que la gente esté en las mejores condiciones posibles, hubo algunos inconvenientes pero hay que entender que estas instancias son las primeras y todos estamos en un proceso de aprendizaje”, dijo la Secretaria, al tiempo que resaltó que “estamos poniendo lo mejor de nosotros para que esto se solucione, para que estas personas que están transitando una enfermedad puedan pasarla en las mejores condiciones, entendemos su angustia y las ganas de irse, pero tienen que estar en el lugar que las autoridades sanitarias determinen”.

En este sentido, Vázquez afirmó que no es una cuestión de lo que se quiere o lo que se tiene ganas, sino que “son personas que tienen una enfermedad, estamos en una situación pandémica y la decisión sanitaria es que estén alojados acá, nosotros como Municipio acompañamos esta decisión”, y agregó que “nosotros nos hacemos cargo de lo que podemos porque son ciudadanos de Río Gallegos, son nuestros vecinos”, y por ello “vamos a estar acompañándolos constantemente, hablé con sus familiares y les dije que pueden acercarle todo lo que quieran tener, porque son dos semanas y tienen que estar con las mejores condiciones”.

Todas las comodidades

El dueño del hotel e integrante de la Asociación de Hoteleros de Río Gallegos, Paulo Lunzevich, comentó que el sector privado ofreció su estructura para ayudar en la contingencia por la pandemia y en esta primera instancia se decidió utilizar las instalaciones del Hotel Laguna Azul, el cual estuvo cerrado durante toda la cuarentena, manteniendo la calefacción al mínimo para reducir los costos operativos.

“Entendemos que hubo algunas manifestaciones por parte de la gente que vino a alojarse”, dijo Lunzevich en referencia a quejas a través de redes sociales, agregando que “comprendemos las molestias que se pudieron haber generado y pedimos disculpas, pero el establecimiento estuvo cerrado desde el inicio de la pandemia con la calefacción al mínimo para equilibrar costos, y en función de las bajas temperaturas se está tardando un poco más de lo normal en recuperar el calor, pero la calefacción ya está al máximo, ya está solucionado”.

Además, aclaró que “lo único que damos es el alojamiento, el resto de los servicios, la alimentación y la contención sanitaria la tienen que dar las autoridades, eso no es responsabilidad del establecimiento”, y comentó que las 12 personas que dieron positivo están distribuidas en las habitaciones de acuerdo a su composición familiar y situación epidemiológica, ya que algunos están esperando el segundo test negativo para tener el alta definitiva.

Finalmente, el dueño del hotel indicó que el establecimiento ofrece a los aislados televisión por cable, wifi, y todas las comodidades habituales, contando además con la posibilidad de distintas opciones para calentar la comida que reciben: “el hotel cuenta con distintas opciones, se los estamos transmitiendo y aceitando la comunicación porque la idea es dar la mejor atención que se pueda”, y agregó que “llegó el día y acá estamos para estar al lado de la comunidad, tratando de dar lo que tenemos para poder ayudar en esta situación”.