¿Quedará impune el caso de la beba hallada muerta en Río Gallegos?

A casi un año del macabro hallazgo, fuentes policiales y judiciales dan cuenta a Nuevo Día que no hubo avances en la causa. La única persona que había sido detenida luego recuperó su libertad.
miércoles, 12 de febrero de 2020 · 22:02

El 6 de marzo de 2019 Nuevo Día estuvo en el lugar desde los primeros minutos de conocido el hecho y se pudieron recabar algunos datos escalofriantes a través de algunos testigos y de fuentes policiales consultadas.

Al parecer todo habría comenzado cuando unos pequeños que jugaban en la zona habían observado, en primera instancia, que unos perros estaban con una especie de manta.  Algo que le restaron importancia hasta que en un momento la pelota con la que estaban jugando cayó en la zona del descampado, cruzando un alambrado.

Esa zona pertenece al borde costero de Río Gallegos y se encuentra en las inmediaciones de las calles Alvear y Bonani.

Cuando una de las pequeñas fue a buscar la pelota se encontró con lo que pensó que era un “bebote”, o bebé de juguete.
Intentó observarlo bien y le habría bajado el pantaloncito detectando así que se trataba de una bebé real que yacía sobre el piso.

Inmediatamente fue corriendo a avisarle a los padres de lo que había encontrado y fueron ellos quienes dieron aviso al personal policial.

Al arribar los uniformados de la Seccional Quinta y percatarse que se trataba de una criatura dieron intervención a la División Criminalística para que se realizaran las pericias correspondientes. 
De igual manera se solicitó la presencia del médico policial quien en primera instancia corroboró que se trataba de un bebé y certificó el deceso para que el cuerpo pueda ser trasladado a la morgue judicial.

Las primeras impresiones sobre el cuerpo era el faltante de alguna de sus extremidades y seria lesiones que serían correspondientes a las mordeduras de los perros que deambulan por esa zona.

Tiempo después se realizó un allanamiento sobre una vivienda y se detuvo a una mujer. Las redes sociales estallaron y escracharon por todos lados a la mujer. Poco después la misma fue liberada, y las fuentes policiales dieron cuenta que no habría pruebas para determinar una culpabilidad del caso.

A poco de cumplirse el año de este triste hecho no hay novedades del caso, nadie más fue detenido, no se realizaron mas procedimientos y todo apunta a un caso que podría quedar impune. (El Diario Nuevo Día).