Costa defendió y reconoció al obispo Romanín

Presentó un proyecto para reconocer el trabajo del obispo. Dijo que es un ejemplo de constancia compromiso y trabajo desinteresado y se mostró sorprendido por la reacción de los concejales justicialistas de Río Gallegos que cuestionaron el accionar de Romanín.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
Eduardo Costa presentó un proyecto para reconocer la labor de Monseñor Juan Carlos  Romanín al frente de la iglesia católica en Santa Cruz y la región.

“El trabajo del obispo Romanín fue muy importante no sólo para la comunidad católica, sino para toda la provincia. En tiempos difíciles como el 2007 trabajo para que los vecinos puedan expresarse, escucharse y ser respetados. Su trabajo salió de los límites de la iglesia y se convirtió en un espacio de comunicación y encuentro en la comunidad de toda la provincia.”
El proyecto presentado por Costa destaca la labor de Romanín en generar un diálogo entre la comunidad y además el importantísimo trabajo en la pastoral migratoria, teniendo en cuenta que tanto Santa Cruz como Tierra del Fuego reciben muchos nuevos vecinos que llegan de países limítrofes y de provincias del norte con necesidades de todo tipo.
Costa destacó que Romanín siempre estuvo a favor del entendimiento y fue muy importante en momentos difíciles para la provincia.
“Hay que señalar que el obispo Romanín marcó su paso por la diócesis de Santa Cruz, ya que se vio involucrado en diversas situaciones comprometidas en la sociedad, siempre a favor de una salida de diálogo.”
“Todos somos testigos del esfuerzo y el compromiso con que llevo adelante su tarea. Hemos visto como siempre estuvo dispuesto a dejar todo por buscar el entendimiento entre los vecinos, aun en momentos de gran fractura social. No puede pasarnos desapercibida su partida y tenemos que hacerle un homenaje.”
Para Costa el trabajo del obispo dejó una marca en la provincia y en toda la región: “Es un ejemplo de constancia, compromiso y trabajo para todos. Nos enseño de sobre los valores y el esfuerzo. Cuando no había espacios de encuentro en Río Gallegos y la provincia, él siempre nos abrió las puertas y también salió a la calle para acompañar al pueblo. Hoy que se aleja por razones de salud tenemos que acompañarlo y destacar su labor.”
Costa también se mostró sorprendido por la reacción de los concejales justicialistas de Río Gallegos que cuestionaron el accionar de Romanín, lo acusaron de tomar una posición política y no permitieron que el Concejo Deliberante sancione una resolución para saludar su despedida: “La actitud de los concejales del FVS nos llama mucho la atención porque marca que nunca entendieron la importancia de la labor del Obispo. Sólo podemos comprender su negativa a reconocer la tarea del Obispo si entendemos que los concejales del FVS nunca quisieron el diálogo y el entendimiento.”