La figura de un vicegobernador ausente

 

Nuevamente la participación del Vicegobernador Fernando Cotillo quedó ausente en la resolución de un conflicto gremial, como lo fue en el de las fuerzas policias, donde la figura del vicegobernador estuvo ausente.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

El termino del conflicto policial que tuvo en vilo toda la sociedad santacruceña, en un aspecto tan importante como la seguridad, desnudo nuevamente la poca relación que tiene el Gobernador Daniel Peralta y su vice Fernando Cotillo, que una vez más estuvo ausente en los momentos de resolución de dicho conflicto.

De igual manera a lo acontecido el pasado 29 de diciembre de 2011, curiosamente el interlocutor y el hombre que medio en tratar de destrabar fue el diputado Alejandro Victoria, dejando nuevamente mal parado la figura del vicegobernador.

Y es que Fernando Cotillo para el común de la población santacruceña desaparece en los momentos más algidos dejando su figura y la importancia que deberia tener el vicegobernador por el suelo, esta es una de las criticas que dentro del circulo cercano al Gobernador, donde hace más de un mes el propio Cotillo reconocio que hacia más de un mes que no hablaba con el gobernador Peralta. Uno no habla mal del otro y viceversa se muestran juntos en los actos, pero es sabido que es solo apariencia ya que la relación es escasa y nula.

Si nos remitimos a los últimos años la figura del vicegobernador en la provincia de Santa Cruz, a sido meramente decorativa o para satisfacer algunos intereses, todavía se recuerda que después de la renuncia de Sergio Acevedo, el entonces vicegobernador Carlos Sancho, tuvo más desaciertos que buenas, donde precisamente la gestión de este fue lo que derivo en la crisis del 2007, dejando en evidencia las diferencias que existen y existieron en el Frente Para La Victoria, a la hora de gobernar una provincia que siempre para el justicialismo se manejo por lo que se dijera en la capital y lo que acontecia en la zona norte.

Por más que la hipocrecia de hacer un mismo cuerpo y limar asperezas entre norte y sur le ha servido al justicialismo para gobernar Santa Cruz desde el el retorno de la democracia es necesario que la ciudadania reflexione y tenga memoria para exigir que la figura del vicegobernador no sea meramente decorativa, ya que su rol principal es el manejo del poder legislativo y poder subsanar y encontrar soluciones a los problemas de los habitantes de esta provincia.

Seguramente esto habra que tener en cuenta para los próximos años, ya que los santacruceños han acudido en los últimos años a ser testigos de la poca participación de la figura del vicegobernador.