Fraga y Germano analizan la situación de Peralta

Dos de los más destacados analistas políticos, Rosendo Fraga y Carlos Germano, opinan acerca de la situación que vive la provincia austral, luego del quiebre de La Cámpora con el gobernador Daniel Peralta.
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
Rosendo Fraga 
La crisis que ha estallado en la provincia de Santa Cruz muestra la importancia del factor imponderable. Se trata de la provincia con menor población del país después de Tierra del Fuego y que ha tenido un tratamiento privilegiado del Gobierno nacional durante las presidencias del kirchnerismo en cuanto a inversión en obra pública, transferencia de fondos desde el Gobierno nacional y refinanciamiento de deudas con éste. Además, es una provincia rica en hidrocarburos, con lo cual tiene un flujo de fondos propios importante. El gobernador Daniel Peralta fue reelecto con el 54% y antes de cumplir dos semanas de la reasunción, se encontró en una grave crisis de gobernabilidad por el rechazo de los gremios al ajuste que intenta imponer y el abandono del gobierno que ha realizado La Cámpora, que en esta provincia controlaba la mitad del Gabinete y también casi la mitad de la Legislatura provincial. Lo paradojal es que la provincia de la Presidenta es la primera del país en realizar un ajuste del tipo que hoy llevan adelante los gobiernos europeos y que tanto critica ella. Las medidas rechazadas en Santa Cruz -planteadas inicialmente con el acuerdo del Gobierno nacional- consistían en elevar la edad jubilatoria y suspender las paritarias y la suba de salarios durante el año en curso. Ahora, la estabilidad del gobernador Peralta es incierta y la actitud de La Cámpora, que inicialmente planteó 
el ajuste como innegociable, muestra su falta de experiencia de gobierno.
Santa Cruz anticipa situaciones similares que pueden darse en otras provincias como Río Negro -que comenzó a implementarlas suspendiendo 4.500 contratados y poniendo en comisión a todo el sector público, horas antes de la impactante muerte del gobernador Soria.
Por otra parte, al enfrentamiento entre La Cámpora y el gobernador de Santa Cruz se agrega el que mantiene dicha agrupación y el vicegobernador Mariotto en Buenos Aires con el gobernador Scioli, quien tiene por esta causa la Legislatura paralizada. 
(*) Titular de Nueva Mayoría
Carlos Germano 
El consultor político Carlos Germano analizó cómo queda el Gobernador de Santa Cruz ante este nuevo escenario político: “La situación de Daniel Peralta es extremadamente complicada y difícil, con muy poco margen de maniobra, no por la cintura política que pueda tener, sino fundamentalmente porque Santa Cruz tiene serios problemas económicos”, manifestó.
Según el analista, “desde que está al frente de la provincia solucionó una serie de conflictos pero no pudo con otros como los aumentos salariales, los fondos de Santa Cruz que se usaron para el pago de sueldos, con el agravado de que recibió los pagos de las petroleras por adelantado”.
A raíz de esto, para Germano, el mandatario de Santa Cruz “no tiene de dónde sacar fondos, depende exclusivamente de Nación y demás está decir que esa relación está quebrada”.
A pesar de la difícil situación a la que se enfrenta el mandatario, “enero es un mes de gracia que gana Peralta, porque no va a haber definiciones ya que Santa Cruz queda vacía”, dijo y añadió: “Creo que hay que seguir con mucha atención el mes de febrero ya que en ese tiempo quedará definido el futuro del Gobernador, pero a prima facie se observa un divorcio muy fuerte entre Daniel Peralta y el Gobierno nacional”.
Para concluir, el director de Carlos Gemano y Asociados, indicó: “La ruptura del bloque del FpV y el alejamiento de los funcionarios de La Cámpora tendrá, sin dudas, algún costo político para el Gobernador”. Fuente: La Tecla