Gómez Bull, un edil Blackberryzado

El concejal Mauricio Gómez Bull habría sido autorizado por la presidencia del Concejo Deliberante a comprar, con un monto de partida presupuestaria de dicho cuerpo, un aparato de telefonía móvil a un costo de 2.154 pesos el pasado 7 de junio.

"black"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Que el uso de celulares de alta tecnología se ha masificado en los últimos meses es una realidad a la que nadie escapa, los aparatos de telefonía de alta gama han pasado a ser muchas veces una herramienta muy indispensable para toda la comunidad o no, porque es cierto que en el caso de un Black Berry es un lujo caro al que el común de la gente no puede acceder.
Pero esto no pareciera serlo para el concejal Mauricio Gómez Bull, quién a través de una resolución emitida de la Presidencia del Honorable Concejo Deliberante, el pasado 7 de junio, bajo el número 597/11, se le habría aprobado a compra y contratación directa de un aparato de telefonía móvil de alta gama marca Black Berry 8520 liberado a un costo de 2154 pesos.
Lo llamativo de esta situación, más allá del precio del aparato, ya que es liberado, se da porque el  Honorable Concejo Deliberante dispone de una empresa que le presta un servicio de telefonía móvil, que es la firma Claro.

resolucion1


Se ha podido saber que dicha firma dispone en venta al público en general de celulares tipo Black Berry con distintos planes en un valor que ronda entre los 700 pesos y aumenta según el aparato.
Lo llamativo de esta situación de la cual este medio ha podido saber esta vinculado a lo riguroso que ha venido siendo el concejal Mauricio Gómez Bull con pedidos de informes al municipio sobre partidas de dinero y en que se destinan lo mismos, ni que hablar cuando en el propio recinto el edil de a Cámpora fue uno de los que habló del presupuesto municipal al tiempo que recomendó ser austeros con los gastos al ejecutivo municipal.
El documento que certifica la compra de dicho aparato de telefonía leva la firma de la Directora Administrativa Contable del Concejo Deliberante y del Presidente del Concejo Deliberante capitalino.A todo estod ejamos para el análisis de los lectores de esta página una copia de la documentación que certifica lo que detallamos.
Para la reflexión, muchas veces nuestros representantes deben pregonar con sus acciones lo que dicen antes ante un recinto parlamentario, ya que la comunidad merece saber en qué se gastan ciertos fondos.(El Diario Nuevo Día)