Los gobernadores llegan a Río Gallegos para pedir a Cristina que presida el PJ

Aunque habrá renovación en mayo próximo, el debate se adelantó. Temen zozobra política y económica y buscan una señal de la Presidenta

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Cuando parecía que el tema iba a ser una discusión que se abriría entrado el 2012, los tiempos se empezaron a adelantar y varios gobernadores e integrantes de la conducción del PJ piensan en los pasos a seguir. La integración de la cúpula del partido no es un dato menor, cuando en el horizonte político del Gobierno aparecen nubarrones que amenazan con meses de zozobra política y económica en el arranque del segundo mandato de Cristina Kirchner.
Con ese escenario por delante, los aliados peronistas del Gobierno piensan en ordenar el partido con una conducción fiel al proyecto nacional, para blindar el camino del Gobierno ante cualquier sacudón.
A pesar de la preocupación, el escollo con el que se encuentran es la falta de una señal concreta de CFK sobre el camino a seguir. La única certeza es que la nueva cúpula partidaria ?que se elegirá en mayo próximo? se moldeará de acuerdo a los planes que tenga la Casa Rosada para su proyecto político. Es por eso que la dirigencia del PJ sabe que integrar la mesa de conducción será una especie de bendición para jugar en el escenario nacional de cara al 2015.
Con el respaldo que le dio el 54% de los votos con el que fue reelecta, la Presidenta es la conductora natural del partido sin la necesidad de ocupar un cargo formal en el PJ. Sin embargo, la idea que gana fuerza entre los popes del peronismo es que la propia mandataria sea ungida como presidenta del Consejo Nacional, aunque luego delegue las cuestiones administrativas en los vicepresidentes. Esos cargos, en caso de que prospere la idea, serán ocupados por dirigentes que respondan sin condicionamientos al proyecto K.
Es que varios dirigentes recordaron que en 2008, cuando se desató la pelea con el campo a pocos meses de que CFK fuese electa, fue Néstor Kirchner quien ocupaba el cargo y cerró filas para dar esa batalla.
La mandataria escuchó esta alternativa de boca de varios colaboradores de confianza. Sin embargo, según supo este diario, no recibieron respuesta ni señal sobre qué planes tiene CFK para el PJ.
Pero todavía no se descartó que la decisión presidencial sea que un dirigente de confianza conduzca el Consejo Nacional. En este caso el debate subterráneo tomó otros matices. Es que el bonaerense Daniel Scioli, quien ocupa ese lugar tras la muerte de Kirchner, parece perder terreno a la vista de que en la Rosada quieren que se ocupe del PJ bonaerense y corra de la conducción al titular de la CGT Hugo Moyano. En un principio surgió el nombre del vicepresidente electo, Amado Boudou, aunque en las últimas horas un sector del kirchnerismo sugirió que el economista ya tuvo su premio a la lealtad siendo el compañero de fórmula de CFK. En este escenario los nombres de gobernadores como Jorge Capitanich (Chaco), José Alperovich (Tucumán) o Sergio Urribarri (Entre Ríos) comenzaron a sonar. Sin embargo, la incertidumbre ganó lugar en el clima previo a la reunión del Consejo Nacional que se hará el jueves en Río Gallegos y donde habrá un homenaje a Kirchner. (Diario El Cronista)