“Las declaraciones de Peralta son por disputas internas, y no por el beneficio de la provincia”

 

Fue una de las conclusiones del  Foro “Recuperar Santa Cruz” convocado por Encuentro Ciudadano, MST, Proyecto Sur, PTP y Unidad Popular. Apoyan las medidas que el gobernador alienta, aunque aclaran que el mandatario solo toca estos temas debido a la interna del FVS.

 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

El sábado pasado, se realizó en Río Gallegos el Foro “Recuperar Santa Cruz” convocado por Encuentro Ciudadano, MST, Proyecto Sur, PTP y Unidad Popular.

Luego del debate los partidos y organizaciones, elaboraron un documento, que a continuación exponemos:

 

La crisis económica y política que vive nuestra provincia evidencia el fracaso del modelo que ha gobernado la provincia durante los últimos 20 años. Un modelo basado en la entrega de nuestros recursos naturales y estratégicos a corporaciones nacionales e internacionales que han hecho fabulosas ganancias, a cambio de una renta que apenas alcanza para sostener las prestaciones mínimas del Estado Provincial.

El intento de ajuste que  el Gobierno Provincial y los diputados que hoy están enfrentados  intentaron juntos con la Ley de Emergencia y la Reforma Jubilatoria fue derrotada por la respuesta de los trabajadores el 29 de diciembre del año pasado y abrió una feroz interna en el partido gobernante que tiene al pueblo como rehén.

El agotamiento del modelo se manifiesta en el congelamiento salarial que lleva más de año y medio y se ha devorado el poder adquisitivo de los trabajadores, en la incertidumbre permanente de las fechas de cobro, la desocupación, la falta de viviendas y la crisis de la salud y la educación. Es  el pueblo quien está pagando las consecuencias de la “fiesta” que durante 20 años  llevaron adelante los Kirchner y sus  empresarios amigos y socios del poder con los recursos de todos.

La profundización de la crisis política, con la ruptura de la mayoría de intendentes  y diputados, nos muestra un gobernador que empieza a poner sobre la mesa temas de los  que hasta ayer no hablaba y que desde distintos sectores políticos y sindicales venimos planteando hace muchos años (regalías mineras, impuestos al juego, ley de lemas, intransferibilidad de la CPS, entre otros)

En buena hora se toman reivindicaciones que el pueblo viene reclamando hace años. Sin embargo, las declaraciones de Peralta están determinadas más por las disputas internas que por una decisión política de ir hacia un modelo que beneficie a los trabajadores y el pueblo de la provincia. Es difícil creer que los mismos que nos llevaron a esta situación sean quienes puedan llevar adelante una transformación como la que hace falta.

Por eso desde los partidos y agrupaciones que integramos el Foro “Recuperar Santa Cruz” sostenemos que es necesario recuperar las riquezas de nuestra provincia. Aunque no nos oponemos a aumentar impuestos a las mineras o al juego, creemos que no hay que discutir por “migajas” con las corporaciones, sino salir del modelo “rentista”. En ese sentido reclamamos que el Estado Provincial, a través de FOMICRUZ (con control social y de los trabajadores), tome en sus manos los yacimientos mineros y las áreas petroleras que permanecen en manos privadas. Esto permitiría recuperar recursos por más de $12 000 millones, para solucionar las necesidades inmediatas de nuestro pueblo (aumento salarial, trabajo, vivienda, salud y educación) y crear un fondo que permita salir del modelo “rentista” y “extractivista” en función de un desarrollo provincial que responda a las necesidades de nuestro pueblo. Reclamamos también la derogación de la Ley de Adhesión al Código Minero, así como el retiro del pacto fiscal.

La derogación de la Ley de Lemas es imprescindible, y reclamamos una reforma integral del sistema político que incluya: Boleta única, revocatoria de mandatos, consultas populares vinculantes, reforma judicial, normalización de la CSS, democratización de los medios de comunicación, acceso y control social de las cuentas públicas, entre otras medidas, que son necesarias para que el pueblo no siga siendo un espectador del saqueo y la corrupción.