El Día de la Lealtad a Peralta

 

 

El miércoles- la fecha que marca el  nacimiento y doctrina del peronismo- fue transformada -sin  querer- en la fecha de lealtad al presidente del PJ y gobernador, Daniel Peralta. Ese día a las 18:00 en el colegio Ladvocat, será la tercera muestra de apoyo que recibirá Peralta por parte de su partido.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

El miércoles- la fecha que marca el  nacimiento y doctrina del peronismo- fue transformada -sin  querer- en la fecha de lealtad al presidente del PJ y gobernador, Daniel Peralta.

 

Ese día a las 18:00 en el colegio Ladvocat, será la tercera muestra de apoyo que recibirá Peralta por parte de su partido. Primero fue el Congreso del PJ el 29 de septiembre; luego fue la caravana de “bienvenida triunfal” luego de su gira pro el interior aquel viernes 5 de octubre.

Este 17 de Octubre que cala muy profundo en el  peronismo coincidirá  en un contexto de traiciones permanentes, y aunque es simple el razonamiento,  el mandatario se encargó de “aclarar” en medio de la interna con el gobierno  nacional, diputados e intendentes, que siempre fue peronista. Todo está mezclado y es taxativo, quien apoya a Peralta   quiere que siga gobernado, y quien no, quiere que renuncie, pero no al PJ, sino a su cargo de titular  del Ejecutivo. Lo piden, y vale la aclaración, sus “opositores” que lo acompañaron en la lista sábana hace un año atrás. (Pero él también acompañó a quien ahora niega, y gracias a eso fue que pudo finalmente retener la gobernación).

“Nunca fue kirchnerista, siempre fui peronista”, dijo en la misa por el aniversario de la murete del secretario general de la CGT, José Ignacio Rucci.

Las ausencias serán obvias,  pero  también quiénes se presenten, aunque no será un día que pase desapercibido dentro del partido.

No es casualidad que Peralta  haya advertido que los nombre pasan y el movimiento queda. El mensaje fue claro: el kirchnerismo en algún momento desaparecerá, pero nunca el PJ.

Su apuesta es fuerte, aunque existe un pequeño gran detalle porque en el medio está la provincia, y lamentablemente siempre la casa se lleva todo. (El Diario Nuevo Día).