”Les quedan grandes los cargos para tan poca ética”

Mediante un comunicado titulado “El tiempo no para”, la MUS criticó duramente a los diputados  y funcionarios  provinciales.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

EL TIEMPO NO PARA

La situación provincial es de una gravedad tal que inmoviliza, paraliza, angustia. Es tal el descalabro institucional y tan impiadosa la perversidad e irresponsabilidad de los politiqueros, que provoca en el ciudadano común, en el trabajador, un estado de incertidumbre y confusión que lo sume en una sensación de ahogo permanente que se acumula incrementando la bronca que más tarde o más temprano estallará.-

La desidia con que los diputados cerraron un año nefasto en cuanto a la labor parlamentaria fue la culminación más bochornosa que un pueblo pudo haber imaginado y que espera de sus representantes por lo menos un poco de respeto.-

Acá no se trata del empréstito, de los sueldos, del aguinaldo, del canon, se trata de una provincia que se cae a pedazos por culpa de quienes tienen el deber de administrar, legislar y juzgar. Se trata de que mientras miles de trabajadores del sector público y privado, buscan alternativas para su familia, para llegar a fin de mes, para atender a sus hijos; los funcionarios públicos, y entiéndase en ello a todos los que ocupan cargos decisivos, sólo piensan en dar el salto para recibir la bendición nacional que les tire una limosna.-

La mediocridad de los que llegaron a un puesto por un artilugio electoral, sumado a los que ni se enteraron aún para qué están porque sólo reciben órdenes, ya no tiene límites. Un vice gobernador que dejó hundido el municipio y que habla de falta de gestión como si fuera parte de otra cosa, mientras el gobernador le contesta con una chicana y sigue sosteniendo personajes impresentables en la administración, en la justicia…no da para más.-

El tiempo no para señores, y el chico que hoy no aprende pierde años enteros de futuro, y el que no accede a la salud tiene años asegurados de enfermedad, y el que no se alimenta bien directamente no tendrá oportunidad alguna. Los recursos que no se cuiden hoy no estarán mañana y las políticas de desarrollo que no se implementen ahora, serán de imposible realización más adelante.-

Esta situación es peor que el desinterés. Acá hay intencionalidad de daño, de sufrimiento, de someter al otro, acá hay un individualismo y ego de tal magnitud que ni siquiera piensan en sus hijos, en sus familias… son instrumentos del poder que pisa cabezas y acumula la fortuna producto de este permanente despojo a la gente.-

Bien reunidos están en la covacha del “seudo empresario Ulloa” que se enriqueció gracias a este modelo, no se merecen estar en la Cámara de Diputados, ni en la Casa de Gobierno, así como otros tantos no se merecen ni siquiera el dote de “Dr.”… Les quedan grandes los cargos para tan poca ética, tan pobre capacidad de gestión, para tanta obediencia debida.-

El tiempo no para y lo que se pierde no se recupera, la paciencia se acaba, y los trabajadores que estamos permanentemente aportando alternativas y capacidad de trabajo para vislumbrar una salida de conjunto, no permitiremos que nuestros hijos dependan de decisiones y posturas de gente que le ha mentido a sus votantes, que ha insultado con su menosprecio a sus detractores y que no ha realizado un solo gesto político que tenga que ver con la función pública que ostentan.-

La M.U.S. repudia las actitudes de todos los legisladores, funcionarios públicos, fiscales, magistrados, gobernantes, e intendentes, que son cómplices de esta situación por inacción, omisión, retardo de justicia, falta de control, obstrucción de alternativas, no formulación de proyectos, etc, etc y convoca a toda la comunidad a exigir en cada repartición pública y ante cada atropello, que cumplan con su función, realizando además las denuncias administrativas y penales que correspondan.-

Es momento de un compromiso absoluto de cada trabajador con su gremio, de cada gremio con otros gremios, de las organizaciones sociales y los partidos políticos también. Detener esta impunidad es tarea de todos porque el tiempo no para...ni espera.-