En Mitre, Peralta pidió que no lo traten con "violencia verbal"

El gobernador de Santa Cruz realizó declaraciones hoy por la mañana, en radio Mitre, y sostuvo que “la violencia verbal también debe ser desterrada”, asegurando que es uno de los que es víctima de una reacción “que divide y acusa al que piensa distinto de traidor”.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Mientras enfrenta otro difícil inicio de año, y en la previa de nuevas paritarias, el mandatario provincial realizó declaraciones hoy por la mañana en Radio Mitre, donde dijo ser víctima de las decisiones del Gobierno nacional de Cristina Fernández.

“Los gobernadores somos responsables de ciertas cosas, pero necesitamos que se mire al país federalmente, sin tratarnos con violencia verbal”, indicó.

Peralta remarcó sus diferencias con Nación y dijo que “no hay ningún funcionario nacional que hable bien” de su gestión.

Sin embargo, curiosamente expresó: “A pesar de la crisis que vivimos el año pasado, y no queremos victimizarnos, pero de acuerdo a datos de consultoras privadas, somos la segunda provincia en actividad en el país.”

El gobernador dijo que pensaba que el eje municipio, provincia y nacional iba a ser beneficioso, pero, por si no se nota, sostuvo que “no se está dando”.

Peralta se quejó de la relación entre su Gobierno y Nación, señalando que “se opera desde Nación sólo con algunos municipios”, agregando que él piensa que eso no se extienda a otras provincias para que se mantenga la democracia y que espera que “de los disensos se pueda construir consensos”.

“La violencia verbal también debe ser desterrada, porque divide y acusa al que piensa distinto de traidor”, aseguró el mandatario que hoy se trasladó a Los Antiguos, donde indicó vía Twitter, que llegará con obras. (El Diario Nuevo Día)

En Mitre
En la entrevista radial, el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, denunció que el kirchnerismo quiere destituirlo de su cargo. "No me cabe duda de que me quieren echar de la gobernación", sentenció esta mañana.

"Ahora se está apelando permanentemente instalar la posibilidad de juicio político a partir de la denuncia de dos o tres intendentes", sostuvo en diálogo con radio Mitre.

La semana pasada, Peralta había acusado al ministro de Planificación Julio De Vido de oficiar como una suerte de "interventor" K de la provincia cuna del kirchnerismo y hoy volvió a cuestionarlo por pedirle a los diputados que no aprueben la emisión de letras que el gobernador pedía.

"El ministro está operando a los intendentes. Se mandó dinero a las municipalidades que no se controla, que no sabemos cómo se gasta y que fueron blanqueados por este decreto de Nación", dijo ahora.

Santa Cruz vive una situación económica muy frágil. Según admitió el propio Peralta, "hace 19 meses que no aumento los salarios de empleados públicos" y "a partir de enero nos dejaron de mandar 40 millones de pesos que nos mandaban del Anses".

"Se nos quitó también desde junio 40 millones de pesos que distrinbuiamos para municipios. O sea se nos desfinanció en 70 millones de pesos. Se paralizó la obra pública", agregó.

Cristina. Peralta habló, además, de su tensa relación con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y dijo que no habla con ella desde el 27 de junio del año pasado y se refirió a las denuncias de espionaje que medios oficialistas hicieron en su contra.

"Un día viendo C5N me desayuno que espiaba a la Presidenta. Acá en Santa Cruz nos preguntamos todos, para qué. Cristina es una vecina más de Río Gallegos, Santa Cruz, que no tendría ningún sentido hacerlo", expresó.

Para explicar la falta de diálogo con CFK, que lo apoyo en su reelección. "No tenemos diálogo. Obviamente no puedo estar al lado de Cristina porque dicen que la espío", disparó.

En referencia a la nueva administración de la coparticipación que saltea a los gobernadores, Peralta reclamó a la Nación que convoque a los jefes de provincia para discutir el tema, pero le hizo un guiño a sus intendentes: "Yo le pedi a todos mis intententes, a los 14, que pidan el dinero. No estoy en contra de esa medida, porque creo que vulnera la autonomía provincial".