El ministro Sloper cuestionó la presencia de Gendarmería en El Calafate

Tomando en cuenta a los delitos contra la propiedad, por ser los de mayor frecuencia que se comenten en la provincia de Santa Cruz, una estadística comparativa realizada por la Jefatura de Policía de la Provincia de Santa Cruz, indica un descenso del 6 por ciento en la cantidad si se comparan los seis primeros meses del año pasado con el primer semestre del actual.

martes, 27 de agosto de 2013 · 00:00

Esto fue informado por el ministro de Gobierno, Daniel Sloper, y el jefe de la Policía de Santa Cruz, Comisario General Salomón Aleuy, durante una conferencia de prensa que se realizó esta tarde en las instalaciones de la Comisaría Quinta de la ciudad capital, y en el transcurso de una presentación que se llevó a cabo con posterioridad en la sede de la Jefatura de Policía.

En ese marco, hay que destacar que bajo el concepto de delitos contra la propiedad los más denunciados son robo, hurto simple y daño, y cabe resaltar que en Río Gallegos se registró un descenso del orden del 16 por ciento, en Caleta Olivia hubo un incremento del 3 por ciento, en tanto, en El Calafate, donde la semana pasada el gobierno nacional decidió desplegar a efectivos de Gendarmería Nacional, hubo un descenso en los totales generales del 20 por ciento durante el año 2013, en comparación, como se mencionó anteriormente, con el primer semestre del año 2012.

Al respecto, el ministro de Gobierno, Daniel Sloper, señaló que «queremos informarle de esto a la comunidad porque se planteó el tema de inseguridad, a partir del emplazamiento de la Gendarmería Nacional en El Calafate. Algo que se hizo sin avisarnos, una determinación de la Nación que me parece debería haber sido consultada con las autoridades provinciales, porque si se ven estas estadísticas, las motivaciones de la decisión no se ajustan a la realidad».

Consultado sobre si en el transcurso de la visita que el fin de semana realizó a la Villa Turística el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, mantuvo contacto con las autoridades provinciales, Sloper sostuvo que «no se comunicó con nosotros y, sinceramente, esperábamos su llamado para poder informarlo de la situación de la seguridad a nivel provincial, porque nosotros no decimos que no hay delito en Santa Cruz, decimos que desminuyó y eso nos pone en el lugar de tener algo importante para decir en este tema».

«Creemos –acotó- que tenemos el derecho de participar y hubiéramos estado contentos de que nuestra policía hubiera podido coordinar con la Nación el accionar de la Gendarmería Nacional, sobre todo porque la comunidad santacruceña debe estar enterada de lo que está pasando en nuestra provincia».

En cuanto a declaraciones efectuadas este fin de semana por el concejal de Río Gallegos, Pablo Grasso, quién afirmó que mucha gente no denuncia los casos delictivos que los tiene por protagonistas, el Ministro de Gobierno, reflexionó diciendo que «si es así, nosotros invitamos a los vecinos a denunciar porque es decisión política de este gobierno provincial que las puertas de todas las comisarías de Santa Cruz estén abiertas».

A su vez opinó que «más allá de esto debo señalar que Grasso, como funcionario público, si está al tanto de esto, si alguien le habla de un hecho, está en posición de hacer la denuncia, que más que una decisión personal es su deber por el lugar que ocupa en la sociedad».

Por su parte, el jefe de Policía provincial, Comisario General, Salomón Aleuy, con respecto a la estadística que elaboró su equipo de trabajo, explicó que «la sensación de inseguridad que percibe la gente se mide a través de los delitos contra la propiedad y en relación a eso hemos hecho un análisis que nos da un descenso, si comparamos el primer semestre del año pasado con los primeros seis meses de este año».

«Esta estadística se realizó en función de los hechos que han sido denunciados y de aquellos en los que se interviene por oficio» informó, al tiempo que resaltó que «además tenemos que tener presente que esta provincia registró un importante ascenso de su densidad demográfica en los últimos años, sin embargo, el delito no aumentó gracias a una política concreta el gobierno provincial».

En relación a esto último, concluyó remarcando que «el crecimiento poblacional acarreó, entre otras cosas, una demanda mayor del servicio de seguridad y el Estado provincial decidió un incremento del personal policial. En total tenemos 3894 efectivos y, con los cursos que se encuentran en marcha, vamos a sumar unos 350 más en todo el ámbito provincial».