Grasso: "Roquel es un descarado, si dice que Río Gallegos está así, solo por Cantín"

Gran preocupación expresó el presidente del cuerpo legislativo municipal, concejal Pablo Grasso, en referencia a la cuestionada gestión del intendente Raúl Cantín.  “Es la continuidad heredada sin duda que le dejara su antecesor radical,  quien no supo encontrar el camino para poner en funcionamiento su gestión municipal,  como se lo merecen, mis  vecinos,  de esta  querida Capital Santacruceña”.

viernes, 3 de octubre de 2014 · 00:00

Podemos ver cada día cuando salimos a trabajar, o a dejar a nuestros hijos al colegio, como está la ciudad, por falta de acción política y gestión, con el cumplimiento de la cosa cotidiana, por nombrar algunas como la limpieza, recolección de residuos, etc.

Río Gallegos, cada vez está más abandonada, no solo por la absoluta indiferencia e inacción por parte de la actual gestión, comandada (o no) por Raúl Cantín, al cual, se lo cuestiona,  y cada vez más por la comunidad, que se ve desbordada ante la falta de respuestas de un municipio.

“Esto, no es solo culpa de la actual gestión, sino también de los 8 años que gobernó Río Gallegos el radical Roquel, hoy el actual diputado, fanfarronea diciendo que la ciudad está abandonada, y él,  es tan o mayor responsable, conjuntamente con su equipo de trabajo que lo acompañó, quienes se encargaron de dejar un municipio casi paralizado, con su flota pesada en un estado lamentable o en algunos casos hasta inútil.” enfatizo Grasso, “ es más fácil ver la paja en el ojo ajeno…”

“Y demás está decir –prosiguió- que siempre fue asistido el municipio por la nación, pero si hoy estamos atravesando esta triste realidad en Río Gallegos, es porque seguro que algunas cosas se hicieron mal o concretamente no se hicieron”.

“No se puede entender cómo; por un lado se avanzó tanto y con mucho esfuerzo para que hoy Santa Cruz tenga las posibilidades de seguir creciendo, dado que el trabajo del Estado Nacional siempre tuvo puesto en generar las posibilidades de crecer y gestionar lo que los municipios no podían llevar adelante por si solos. Pero por otro, no son aprovechadas estas oportunidades por quienes deberían hacerlo”.