Sociedad

Hace una semana renunciaba Cantin y dejaba el peor “asterisco” en la historia política de Río Gallegos

Paso una semana de la renuncia del Intendente Raúl Cantin, segundo mandatario municipal Kirchnerista que renuncia en los últimos trece años. Se fue Cantin será recordado como el peor intendente de Río Gallegos superando incluso a la ahora olvidada gestión de Héctor Aburto.
viernes, 31 de julio de 2015 · 12:24

Se cumple hoy una semana del abandonó su cargo el intendente kirchnerista Raul Cantín al municipio de Río Gallegos. La dimisión a su cargo del Municipio de la Capital de la provincia se hizo en medio de un fuerte conflicto municipal y después queel día 20 la renuncia había sido rechazada por el kirchnerismo, habida cuenta de la última visita que efectuó la presidenta el día jueves 23.

Se fue Cantin renunciando por razones personales y en el medio dejo a los riogalleguenses con un gran asterisco de inoperancia y manejos turbios en su gestión que fue una de las peores que recuerde el pueblo de la ciudad capital.

Una crisis económica nunca impensada en el municipio de una ciudad con cerca de 130 habitantes con el pago de sueldo atrasado a los trabajadores municipales donde el gobierno provincial de Daniel Peralta tuvo que girarle fondos para que termine de pagar los sueldos y logró que se levante una huelga de hambre que mujeres municipales llevaban frente al palacio comunal.

La suerte de Raúl Cantin ya estaba echada desde hace varios días con un conflicto de casi cuatro meses, los municipales llevaban adelante una medida de fuerza que incluyo la no recolección de la basura en las calles de la ciudad y dejó a la ciudad convertida en un gran basural.

El conflicto municipal se originó a partir de un pedido del sindicato municipal que reclama un aumento del 15% que había quedado comprometido desde el ejecutivo municipal desde el año pasado con una guerra de declaraciones a través de los medios y que lejos de apaciguar los ánimos fueron encendiendo una fogata difícil de pagar.

En el medio los vecinos de la ciudad capital con corte de servicios de recolección y pluvio cloacales, los municipales reclamaron con quema de cubiertas, desparramo de basura por toda la ciudad, el corte de la ruta 3 y el escrache en varios locales partidarios, viviendas personales de funcionarios y hasta el frente del local comercial de la hija del intendente. Una acción repudiada por una sociedad que entendió el reclamo pero no avalo las formas.

Hubo quema de afiches de la cara de Máximo Kirchner, candidato a diputado nacional y la baja de pasacalles del FPV, todo sigue en un compás de espera con la asunción de Pablo Grasso como intendente el futuro parece prometedor por lo menos se ha retomado el camino al dialogo entre el Municipio y el Sindicato de Empleados Municipales.

Asumio, el concejal Pablo Grasso (FPV) como intendente quien a su vez ya es candidato a intendente y cuenta con el aval de Máximo Kirchner así plasmado con fotos por redes sociales y reconocido por el ahora intendente.

La gran pregunta que se hacen muchos riogalleguenses era necesario dejar a la ciudad sumida en tanta decidía por caprichos y mezquindades políticas, donde está claro la ineficacia que mostro Cantin y su gabinete dejándonos un gran asterisco que será difícil de olvidar.