Diputada Reyes participo de debate con UNICEF por la situación educativa en la Argentina

La Comisión de Familias, Niñez y Juventudes, presidida por la radical Roxana Reyes, recibió hoy a representantes de UNICEF Argentina y la ONG Infancia en Deuda, quienes se refirieron a los desafíos para seguir enfrentando la pandemia y la vuelta a la normalidad.. “Cerca de un millón de niños podrían no regresar nunca a la escuela”, afirmó la titular de Unicef Argentina.
viernes, 18 de septiembre de 2020 · 19:34

 

“Esta reunión es parte de una serie de encuentros que tienen por objeto hablar sobre la situación de los niños, niñas y adolescentes en nuestro país y en particular su situación en el marco de la pandemia y la feroz crisis económica que estamos atravesando. Y poder atravesar los desafíos que vamos a tener que enfrentar. Es nuestra responsabilidad garantizar el cumplimiento de los derechos y colocar a la niñez y las juventudes en el centro de la agenda política”, explicó Roxana Reyes.

“Desde la Comisión hemos presentado un proyecto que tiene que ver con perspectiva de derechos de la niñez. Esto abarca mucho de lo que venimos hablando, porque pensar en funcionarios que confeccionen un presupuesto que prevea las necesidades de niños y jóvenes, o que generen políticas públicas que tengan esta perspectiva, requiere de una capacitación en esta materia, así como lo hace la Ley Micaela en perspectiva de género”, señaló Reyes al finalizar la reunión.

Luisa Brumana, representante de Unicef en Argentina, mostró los datos más recientes que tienen sobre el impacto de la pandemia en niños, niñas y adolescentes. “Entre 2019 y 2020 la cantidad de niños, niñas y adolescentes pobres en Argentina pasará de 53 % a 62,9 %, es decir que pasaría de 7 a 8,3 millones. En lo que respecta a indigencia o pobreza extrema se llegaría al 18,7 % al final de este año”, señaló.

“Hubo un 13 % de los niños que tuvieron nula o baja intensidad en las actividades escolares. Cerca de un 10 % de estudiantes quizás no regresen cuando reabran las escuelas. Esto representa a cerca de un millón de chicos. Este valor nos preocupa y nos preocupa la pérdida que podamos tener en la continuidad educativa. Se deben tomar medidas para que esto no suceda”, afirmó.

Sobre esto, la diputada nacional Claudia Najul señaló que “va a ser terrible que casi un millón de niños puedan quedar fuera del sistema educativo. Deberemos repensar entre todos cómo ir a buscar a cada uno de esos niños, niñas y adolescentes para que vuelvan, que retornen, porque si se quedan atrás en eso va a ser muy difícil recuperarlos. Vamos a poner un foco en eso. Vamos a tener que convivir con el virus por un tiempo, y por lo tanto debemos pensar de qué manera los chicos van a volver a clases, de qué formas, con qué protocolo”.

Brumana también explicó que hicieron “dos olas de una “encuesta hogares” (en abril y julio) de manera telefónica, representativa de todos los hogares con niños y niñas en Argentina. Se relevaron 2537 hogares. Los resultados son representativos de 6,1 millones de hogares y 26,8 millones de personas que habitan en ellos. Uno de los datos arrojados fue que en abril un 60 % de los hogares encuestados comentaron haber tenido ingresos laborales restringidos, lo que se redujo a un 45 % en julio. Más allá de las aperturas laborales, en julio había 2,6 millones de hogares con sus ingresos laborales reducidos”.

“Un 15 % de los hogares debieron recurrir a algún préstamo para comprar alimentos. Este valor aumenta a 25 % en barrios populares y 22 % para titulares con AUH”, agregó.


También comentó que la mayor parte de los hogares mostraron reacciones positivas de los niños cuando se habilitó la posibilidad de salidas recreativas en medio de las restricciones circulatorias.

“También hubo una suba de 23 % de violencia contra niños, niñas y adolescentes. Desagregado el aumento fue de 28 % de violencia intrafamiliar y 13 % de violencia sexual. Asimismo, un 17 % de los adolescentes comentó estar expuestos a través de las redes sociales a situaciones de ciberbullying, situaciones que incitan a la violencia, pornografía o maltrato”, amplió.

Por Infancia en Deuda, Carmen Ryan, señaló que “las vulneraciones de derechos que ya se encontraban se volvieron mucho más fuertes en el proceso de la pandemia”. Y pidió debatir profundamente el presupuesto público y asegurar que se cumpla la Ley de Protección Integral “que no debe ser intangible y no poder sufrir reducciones y sub ejecuciones”

Al referirse a la brecha digital, Francisco Rodríguez, de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), señaló que “la conectividad es un requisito esencial para acceder a la educación y otros derechos, como son la salud, informarse, contactarse inclusive con los sistemas de promoción y protección de derechos, la cultura. La ausencia de los recursos para acceder a la conectividad profundiza entonces las desigualdades. Cerca de un 60 % de los estudiantes de las escuelas estatales no accede a un dispositivo con fines educativos o no cuenta con la conectividad adecuada para continuar con las tareas escolares de manera igualitaria”.

La diputada Estela Regidor agregó que “es terrible la brecha digital y la brecha en educación. Estamos ya en medio año que perdieron los niños de educación, especialmente en lo que hace a educación pública, y en aproximadamente 2 meses se estaría cerrando el ciclo lectivo. Gran parte del país debe soportar temperaturas muy altas; en muchos casos sin luz para poder refrigerarse o sin agua. Sería por lo tanto insalubre sobre todo en el norte extender las clases en el verano, y a eso se suma el dengue”