Cómo preparar salsa criolla: el mejor asado se corona con su inconfundible sabor

Si bien no es obligatoria para comer asado, cuando el cocinero, o alguno de los comensales aparece con un frasco de salsa criolla corren con cucharas para que el asado tenga ese típico sabor. Acá la receta para llegar a una cena y ser la atracción de todos.
martes, 8 de junio de 2021 · 20:00

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo un chimichurri que la salsa criolla. Los sabores son indiscutiblemente distintos y hay muchos que prefieren la salsa para comer el asado.

Es que la salsa criolla lo cambia todo. El toque entre picante y dulzón que le agrega a los cortes cosidos a las brasas es delicioso. En Argentina estamos tan acostumbrados a comer cosas con salmuera, chimichurri y otras salsas que, por habituales, no creemos que puedan tener una historia. La salsa criolla, por ejemplo, es como una ensalada en la que todos los ingredientes se pican bien chiquitos. Hablar de una receta de estas características parece poco interesante y, sin embargo, siempre hay algo que decir.  

Una cuestión para diferenciar la salsa criolla del chimichurri: se pueden complementar. El chimichurri es más bien picante, mientras que la salsa criolla debe ser delicada, suave. Vamos a la receta.

Salsa Criolla ingredientes

1 tomate grande
1 cebolla mediana
1 pimiento morrón colorado grande
Sal
Jugo de limón
Orégano (opcional)
Aceite de oliva

Cómo se hace la salsa criolla

1. Pelar el tomate y la cebolla. 
2. Al morrón, quitarle el cabo y las nervaduras blancas de su interior. 
3. Cortar el tomate, la cebolla y el morrón en dados pequeños y llevarlos a un perol. Como paso opcional, se puede desflemar la cebolla, sea mediante un corto blanqueo (sumergiéndola por unos segundos con un colador en agua hirviendo), sea rehogándola, hasta que transparente, en una sartén con aceite y un poco de sal. Esto ayuda a “suavizar” el gusto de la salsa. 
4. Agregar el orégano (opcional) y mezclar bien los ingredientes y conservar por una hora en la heladera. 
5. Preparar una vinagreta disolviendo la sal en una cucharada y media de jugo de limón. Luego emulsionar con 5 cucharadas de aceite de oliva. 
6. Condimentar la mezcla de verduras con la vinagreta una hora antes de usarla.