Octubre Rosa

Agrupación Buen Día Vida habló sobre su sede: "No volvieron más"

Patricia Lozano, Coordinadora voluntaria, destaca la importancia de las actividades de sensibilización sobre el cáncer de mama en octubre y aborda los desafíos que enfrenta la agrupación.

En el marco del mes de octubre, conocido como "Octubre Rosa" en la lucha contra el cáncer de mama, Patricia Lozano, coordinadora voluntaria de la agrupación "Buen Día Vida", se ha dedicado a sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de la prevención y el autoexamen. Además comentó, en una entrevista en Radio Nuevo Día, las problemáticas que la agrupación a tenido con la obra para poder tener una sede propia.



"Trabajo para sensibilizar a toda la comunidad, porque como decimos nosotros, el cáncer es un problema de todos. Invitamos a todos, desde comerciantes hasta distintas instituciones, a que vistan de rosa sus lugares para seguir sensibilizando. A veces, con estos colores, alguien recuerda que debe realizarse controles y tomar medidas preventivas", destacó Patricia Lozano.



En cuanto a las actividades realizadas durante este mes, Lozano compartió: "Desde que comenzó octubre, hemos estado llevando a cabo diversas actividades. Participamos en encuentros en localidades cercanas, como Calafate, donde abordamos temas relacionados con la ley 3.501. También organizamos stands informativos, donde enseñamos a las mujeres a realizarse el autoexamen. Es esencial que tanto las mujeres como los hombres, que también pueden verse afectados por el cáncer de mama en un 1%, sepan cómo hacerlo".



La coordinadora también informó sobre eventos futuros, diciendo: "Estamos invitadas para el 19 de octubre, el Día Mundial de Sensibilización del Cáncer de Mama, en el Gimnasio 17 de octubre, donde realizaremos una muestra fotográfica. Cerraremos el mes de octubre con una actividad en el CIC Belén el 29 de octubre".



Sin embargo, la agrupación enfrenta desafíos en la actualidad, relacionados con la construcción de su sede. Patricia Lozano explicó: "Esta semana, fuertes vientos con ráfagas de hasta 60 km/h causaron daños en la sede. Nuestro cerco se voló y tuvimos que atarlo con un alambre. Estamos en un descampado detrás de una reserva, por lo que necesitamos un muro de contención para protegernos de los fuertes vientos. Hemos hablado con el IDUV para finalizar la obra, pero aún no han llegado"



“Se necesita un paredón porque estamos atrás de una reserva, entonces nunca se va a poder construir hacia atrás y cuando hay viento vuela todo. Después indagando con la gente del barrio me decían que ellos habían tenido conversaciones con distintos concejales, porque cuando hay viento vuela la tierra”.



“Vamos a tener que buscar ayuda de la comunidad o de los referentes de nuestra comunidad para que nos pongan no va a alcanzar con un alambrado. Luego pudieron ver mientras que yo estaba haciendo un vivo mostrando que la gente va a tirar escombros y basura y los vecinos comentan que hay roedores”.



No solamente hay problemáticas sobre la construcción, sino que también en ámbito de inseguridad ya que mientras la obra estaba siendo realizada, las herramientas fueron robadas.



https://www.facebook.com/100063764142712/videos/1047701446654541

 


Esta nota habla de:
Más de Locales