Menos automóviles pagarán impuestos internos en 2019

La base imponible de los Impuestos Internos para los autos se ajustará en relación con la variación del índice de Precios al Consumidor de manera trimestral.
lunes, 24 de diciembre de 2018 · 18:30

El ajuste de la base imponible a partir de la cual los automóviles y las motos pagan Impuestos Internos permitiría, a partir del año que viene, que menos unidades queden alcanzadas por el gravamen.


Hoy pagan una alícuota de 20% los automóviles que los fabricantes venden a su red de concesionarios por más de $ 900.000, pero que en el precio final para el consumidor ronda los $ 1.250.000 (unos USD 32.000).


Por los cambios establecidos por el gobierno en el Presupuesto 2019, a partir del 1º de enero, la base imponible de los Impuestos Internos para los autos se ajustará en relación con la variación del índice de Precios al Consumidor (IPC) de manera trimestral, según los artículos 88 y 89.


Las estimaciones del sector es que con una inflación del 45% pagarán los autos 0 km de más de $ 1.800.000. En el último relevamiento del Indec, la inflación acumulada hasta noviembre fue de 43,9 por ciento.


Este gravamen, originalmente, se implementó en 2018 para los autos de lujo. Pero este año, con la devaluación, fue alcanzando cada vez a más vehículos. Es que la base imponible se establece en pesos pero este año, con los bruscos cambios en la cotización de la moneda estadounidense, se fue distorsionando.


Dos modelos fabricados en la Argentina, la Mercedes-Benz Vito Tourer y la Toyota SW4 entraron en la lista de unidades que tributan el impuesto tras la devaluación.


Por eso, este año, algunas marcas tomaron la decisión de no aumentar los 0 Km que estaban muy cerca de pagar el impuesto. La alícuota es de 20% sobre el valor del vehículo, pero puede representan un aumento en su precio de hasta 25 por ciento.


Motos


El impuesto también afecta a las motos. A comienzos de diciembre, la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam) informó que en noviembre se patentaron 31.046 unidades, con una baja del 53,6% en comparación con el mismo mes de 2017.


Las automotrices optaron por poner un tope a los precios para que los automóviles no queden alcanzados por el impuesto.


“Es de suma importancia para el sector lograr en conjunto con el Poder Ejecutivo una actualización del impuesto interno de cara al 2019. Dada la devaluación, los segmentos de motos entre 300 y 500 centímetros cúbicos, que antes no tributaban, ahora sí lo hacen como si fueran motos de lujo”, explicó Lino Stefanuto, presidente de la Cafam.


“Somos optimistas y confiamos en que el gobierno ajustará la base imponible a partir del año que viene para poder reactivar la producción de motocicletas, sobre todo la gama media que fue la más afectada”, agregó.


Los encajes


El BCRA confirmó que resolvió “modificar la estructura de requisitos de efectivo mínimo con el objetivo de simplificar la estructura vigente y estimular una prolongación de los plazos de los depósitos, sin impacto en la base monetaria”.


“La norma actual resuelve igualar los requisitos de efectivo integrables en pesos para todos los bancos pertenecientes a un mismo grupo. La modificación realizada, a la vez, fue calibrada de forma tal de neutralizar el impacto en la base monetaria y estimular el alargamiento de los plazos de los depósitos en pesos en el sistema financiero”, aclaró el Banco Central.


Para las entidades del Grupo “A” (aquellas de mayor potencial) se establece para los depósitos a la vista un requisito de efectivo mínimo de 30% a ser integrado en pesos, 5% en Botes 2020 y 10% en Leliq


Petróleo vs naftas


Por una fenomenal baja en los precios del petróleo, las refinadoras, entre las que se cuentan YPF, Axion (de Pan American Energy), Raízen (que es licenciataria de la marca Shell) y Trafigura (que comercializa con Puma Energy, ex Petrobras), ya empiezan a dejar de tener pérdidas o, al menos, achicarlas al mínimo.


Según comentó a un medio especializado un CEO de estas compañías, la reducción en los valores del crudo permite a las refinadoras dejar de perder dinero y empezar, levemente, a aumentar sus márgenes. Este mes, ese grupo pudo comprar la materia prima entre un 10% y un 15% más barato que en noviembre, aunque todavía resta ver si estos cambios en el mercado internacional redundan después en una fuerte baja en los precios de naftas y gasoil.


La semana pasada, el petróleo Brent (que se negocia en Londres y es la referencia para el mercado local) cerró por debajo de los u$s 55 por barril, y el viernes llegó a costar en un momento menos de u$s 53.

    

 

Comentarios