Créditos hipotecarios UVA: cómo funcionará el mecanismo de compensación para los deudores

Desde la Secretaría de Vivienda estiman que los tomadores de crédito que cumplan con los requisitos podrán iniciar los trámites a partir de agosto.
miércoles, 17 de julio de 2019 · 18:57

Esta semana, el Gobierno anunció que ofrecería una compensación a los deudores de créditos hipotecarios UVA que hayan tenido aumentos en sus cuotas por encima del 10% si en lugar de actualizarse por inflación se hubiese incrementado por el índice de salarios (CVS) entre octubre de 2018 y diciembre de 2019. La medida aún no está vigente, pero desde el Gobierno estiman tener todo listo para que los potenciales beneficiarios puedan comenzar sus trámites a partir de agosto.

Aunque la medida ya fue comunicada oficialmente, todavía faltan cerrar los detalles de su implementación con los bancos. Desde la Secretaría de Vivienda anticiparon a Infobae que beneficiará a unos 80.000 tomadores de créditos y que el monto estimado que destinará el Gobierno para las compensaciones será de $70 millones.

Esos números dan como promedio $875 por cada tomador de créditos en condiciones de recibir el beneficio. "La compensación tiene que ver con el valor de la cuota. Hay casos en los que el salario está muy atrasado y puede llegar a $5.000, y otros $50", aseguran desde Interior.

Aquí algunos detalles de cómo será la metodología para obtener la compensación:

¿A partir de cuándo estará vigente? 

No hay una fecha precisa. Desde la Secretaría de Vivienda destacan que aún se están cerrando los detalles con los bancos, que son los que deben enviar la información sobre cada uno de los tomadores de créditos que estén en condiciones de acceder a la compensación. Pero su intención es que quienes quieran acceder al beneficio puedan hacerloa partir de agosto.

¿Cómo se debe realizar el trámite? 

El deudor hipotecario que quiera acceder debe realizar el reclamo en forma personal y deberá presentar una declaración jurada donde asegure que tiene una propiedad de hasta 140.000 UVA, que sigue habitando en esa vivienda y que no la está alquilando. "Se toma el valor de la fecha en la que fue otorgado el crédito. La operación promedio fue de $1,5 millones o USD 100.000", detalló Iván Kerr, secretario de Vivienda.

¿Cómo se recibirá la compensación?

Según explicó Kerr, el Gobierno desarrolló un sistema de gestión propio para otorgar las compensaciones. Pero cada banco deberá remitir los datos de sus clientes. Una vez aprobado el beneficio, se depositará de una sola vez en la cuenta de cada tomador de crédito que corresponda vía CBU.

¿Cuáles son los requisitos?

Estará vigente para los que hayan tomado créditos ajustables por UVA por montos que, al momento del desembolso, no hayan superado el equivalente en pesos de 120.000 UVA. Hayan destinado los créditos a la adquisición de una vivienda familiar, única, permanente con un valor de compra o tasación, de ambos el menor, inferior a las 140.000 UVA y en la actualidad no sean propietarios o copropietarios de otro inmueble.

¿Cuál es el monto que se compensará? 

Depende de cada caso. Pero el cálculo es que se acreditará en la cuenta de cada beneficiario la diferencia por encima del 10% entre la cuota convenida con el banco —actualizada por UVA en base a la inflación— y lo que se hubiese pagado si se hubiera actualizado por CVS. Sin embargo, Kerr advirtió que los montos recién se van a conocer cuando los bancos envíen la información.

"Creemos que el desajuste fue coyuntural. Creo que no va a volver a haber una diferencia de más de 10 puntos entre IPC (inflación) y CVS (salarios) porque la inflación está desacelerando y el salario va a comenzar a recuperar", destacó Kerr.

Sin embargo, descartó una modificación en la forma de actualización de los créditos a partir de ahora, uno de los reclamos que hacen los deudores de créditos hipotecarios UVA. "Si modificamos la unidad de ajuste sobre contratos preexistentes, se genera una inseguridad jurídica enorme. De esta forma, intentamos sostener el sistema hipotecario", destacó el funcionario.

Para otorgar las compensaciones se va a utilizar la cuenta fiduciaria creada con el BICE, que fue establecida por ley para Procrear.

Con todo, Kerr se mostró optimista con que en el futuro los créditos hipotecarios vuelvan a reactivarse y, a pesar del desequilibrio entre salarios y cuotas que se dio sobre todo a partir de octubre de 2018, el sistema sigue teniendo ventajas. "La unidad UVA demostró ser una buena herramienta para bajar la barrera de ingreso que era el principal escollo para llegar a un crédito hipotecario. El sistema resistió, la mora es baja y hay pocos deudores que solicitaron extensión de los plazos".

Fuente: Infobae