“Voy a ser el primero en meterte un tiro en la frente”, le dijeron a Schiaretti

El gobernador de Córdoba fue amenazado de muerte durante un acto desarrollado en Alta Gracia. Un vecino lo increpó después de un acto de inauguración de un parque deportivo. Según los testigos, el hombre se encontraba en estado de ebriedad. Fue detenido y quedó a disposición de la Justicia.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 11:37

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, vivió un momento incómodo y de relativo peligro el lunes, cuando se retiraba del acto de inauguración de un parque deportivo: su camioneta fue interceptada por un vecino de la ciudad de Alta Gracia que le pidió trabajo y luego lo amenazó: “No me mientas porque voy a ser el primero que te meta un tiro en la frente”.

El hecho ocurrió en las inmediaciones de la nueva Planta Potabilizadora y el nuevo Parque Deportivo de Alta Gracia. El mandatario provincial acudió a la inauguración de ambos espacios en modo de apoyo a la candidatura a la intendencia de la ciudad de Marcos Torres.

Una vez finalizado el acto, Schiaretti se dispuso a retirarse en el asiento de acompañante de una camioneta. Fue entonces cuando fue interceptado por un vecino y cuando se produjo el accidente.

El ciudadano, que según los testigos se encontraba con claros signos de ebriedad, increpó al gobernador y le pidió que le consiguiera un trabajo de inmediato.

“Hermano, si vos a mí me das una pala y un pico, yo me cago laburando. Dale, dale. Tirámelo, dámelo, ahora”, le espetó el vecino a través de la ventanilla abierta de la camioneta.

El actual intendente de Alta Gracia y hermano del candidato, Facundo Torres, estaba presente y relató parte del hecho a la radio Cadena 3: “Siempre fuera de sus cabales, empezó hablando contra Macri y después le dijo que había muchos pobres”, relató.

Luego del pedido de trabajo, Schiaretti le respondió con un tono conciliador en el que destacó la importancia de que los ciudadanos trabajen para salir adelante.

Fue entonces cuando el vecino lanzó la amenaza: “Pero no me mientas. ¿Sabés por qué no me mientas? Porque yo voy a ser el primero que te va a meter un tiro en la frente”.

El gobernador cordobés se vio sorprendido con esas palabras y respondió: “No, no me amenaces”. Una vez que se hizo imposible poder continuar con el diálogo, la camioneta que trasladaba al mandatario provincial abandonó la escena. Mientras tanto, el vecino fue detenido por dos efectivos policiales presentes y luego fue puesto a disposición de la fiscalía. “Realmente fue una cosa menor. El hombre estaba totalmente fuera de sus cabales (ebrio)”, reflexionó Facundo Torres.