Acuerdo en Olivos para endurecer la cuarentena en ciudad y provincia de Buenos Aires a Fase 1

Kicillof reclamó aplicar restricciones de inmediato. Larreta pidió seguir índices de contagios y ocupación de camas hasta el jueves. Alerta sanitaria.
lunes, 22 de junio de 2020 · 16:09

“Se vienen restricciones importantes. Lo más probable es regreso a fase 1. Jueves o viernes habría anuncio del Presidente”. Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof coincidieron esta tarde en Olivos en la necesidad de aplicar “restricciones importantes” a la circulación en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) a partir de la suba de contagios de Covid-19. En una reunión de más de dos horas en la quinta presidencial del Olivos “se repasaron con preocupación los niveles de ocupación de camas de terapia intensiva así como el crecimiento en la curva de infecciones tanto en la Capital Federal como en el conurbano bonaerense.

La reunión en Olivos fue tensa en términos de intercambio de experiencias sanitarias y mientras Kicillof reclamó decretar medidas más restrictivas de inmediato, Larreta planteó seguir la evolución de la curva y el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva hasta el jueves antes de tomar una decisión. El eventual regreso del AMBA a fase 1 implicaría desde el cierre de comercios hasta la suspensión de paseos familiares. Pero la definición del formato y de las actividades que volverán a suspenderse dependerá de la firma de Presidente quien deberá prorrogar una nueva fase del aislamiento social preventivo y obligatorio que vence el próximo domingo.

La decisión de endurecer la cuarentena en el área metropolitana donde habitan más de 14 millones de personas expone a Fernández, Larreta y Kicillof a un desafío social empírico de dudoso cumplimiento. Hasta la reunión de esta tarde, en la jefatura de Gobierno porteño desaconsejaban el regreso a fase a 1 justamente en base a la política sanitaria de los hechos consumados: el virus ya tiene circulación comunitaria a pesar de que se decrete un mayor nivel de encierro. Pero en la reunión de esta tarde, por primera vez Larreta se mostró de acuerdo en endurecer el aislamiento a partir del 28 si los índices siguen subiendo hasta el próximo jueves.

Los mayores controles en el transporte público, sumada a la baja de los permisos de circulación para trabajadores no esenciales, no lograron aplanar la curva de contagios. La principal preocupación está ahora enfocada en el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva. En provincia de Buenos Aires se llegó al 60% y en la Ciudad ya se pasó el 45%. Antes de la reunión, Kicillof subrayó: "Hay un crecimiento muy fuerte de la curva de contagios, sigue la velocidad de duplicación y no importa cuando hagamos si la enfermedad sigue progresando". "Si esto sigue expandiéndose a los cordones de conurbano, no hay sistema que aguante", afirmó el gobernador bonaerense.

Fuente: Ambito Financiero