Tragedia de la Fiesta Electronica

Time Warp: citaron a declarar a Marley y a Hernán Caire

Los conductores de televisión participaron de la fiesta electrónica en la que murieron 5 jóvenes
jueves, 21 de abril de 2016 · 10:34

El juez federal juez Sebastián Casanello citó ayer a indagatoria a 28 personas, entre ellos a Marley y a Hernán Caire. El objetivo de la declaración de los conductores televisivos será conocer si vieron drogas o si les ofrecieron.

"Yo fui a la fiesta, me quedé dos horas. Me tomé un champagne, me comí un sushi y me fui", dijo Marley después de la tragedia.

Sobre la pregunta de si le ofrecieron o no drogas aclaró: "No, a mí no. Yo estuve en el vip y a las 4 me fui a dormir. Cuando me levanté borré un tuit porque puse que había sido fantástica, porque para mí así había sido así, hasta que me enteré..."

¿Vio algo? "No vi nada raro, simplemente estuve con un grupo de personas. A mí me invitaron a una mesa de empresa de celulares. No puedo saber nada de lo que pasó porque a mí nadie me ofreció nada", finalizó.

En la lista también están 19 policías de la guardia costera, por su presunta responsabilidad en los hechos que derivaron en la muerte de cinco jóvenes tras el consumo de pastillas adulteradas con sustancias tóxicas en una fiesta electrónica en Buenos Aires.

El juez federal Sebastián Casanello hizo lugar al pedido del fiscal Federico Delgado, que investiga este caso ocurrido la noche del viernes al sábado y que cree que los policías hicieron la "vista gorda" con la venta de estupefacientes durante el evento.

Los policías "como mínimo no ejercieron los controles prevencionales propios de su función y actuaron en forma coordinada con el personal de la seguridad privada que estaba dentro del predio", señaló el juez en un escrito publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ).

Seis de los policías fueron separados de sus cargos.

Entre los convocados entre el 26 de abril y el 13 de mayo figuran empresarios, varios responsables de la seguridad, además de tres inspectores de la alcaldía capitalina y los 19 policías, según el escrito.

El juez se basó en testigos que declararon que "ni bien se entraba al sitio, los vendedores de drogas recibían a la gente ofreciendo keta, lsd, éxtasis, cocaína y superman", dice el escrito.

Agregó que "el lugar se encontraba hacinado, con poca ventilación y mucho calor", y que "más allá de la falta de bebida, también se cortó la red de agua corriente a la madrugada del 16 de abril".

En esa línea, el fiscal había dicho que "hubo una especie de regulación de la necesidad de hidratarse de la gente" porque, "a medida que el agua era más necesaria empezó a aumentar el precio" de las botellas, que en la calle cuestan 15 pesos y en la fiesta se adquirían a 80.

El juez se refirió al hallazgo de una bolsa con drogas que le habría entregado el encargado de seguridad privada a uno de los funcionarios de la guardia costera contratado como "policía adicional".