Mendoza: lo denunciaron por violencia de género y quiso incendiar su casa

Un día después de que su pareja recurriera a la Justicia por maltratos, el sujeto la volvió a golpear y la amenazó con llevarse a sus hijos. Cuando fueron a detenerlo, se resistió y lesionó a tres policías.
lunes, 31 de diciembre de 2018 · 10:18

Un hombre que había sido denunciado por maltratos a su pareja fue detenido el viernes por la tarde en Rivadavia luego de intentar prender fuego su casa con su familia dentro. Además, durante el procedimiento, el agresor, identificado como Pablo Lucas Chávez Soria (28), roció con nafta y golpeó a policías, que resultaron con lesiones. El sujeto quedó a disposición de la Unidad Fiscal Rivadavia- Junín.

Todo comenzó a las 18 del viernes, cuando una joven se hizo presente en la Comisaría 13ª del citado departamento y relató que se había dirigido a la casa de una amiga y que la encontró siendo golpeada por su pareja. Además, agregó que la víctima había denunciado a su novio el jueves por violencia de género, según consta en la información policial.

Personal de esa dependencia fue desplazado hasta el lugar, con apoyo de una movilidad de la Unidad Especial de Patrullaje Rivadavia (UEP). Al llegar al domicilio, ubicado en calle San Isidro Sur, se encontró con el sospechoso, quien estaba alterado y les explicó a los policías que se estaba retirando del lugar pero se iba a llevar a sus hijos. Al mismo tiempo, la víctima le pedía que se calmara ya que “él no es así”, relataron fuentes del caso.

Mientras los policías continuaban con sus esfuerzos para que Chávez Soria depusiera su actitud, este se introdujo en la propiedad y se escondió en el baño. En ese momento, su mujer le dijo: “No te vayas a mandar la locura de ayer, de querer prender fuego”. Acto seguido, el agresor salió del baño y agarró una botella con nafta, sostiene la reconstrucción.

Los efectivos observaron que el sujeto comenzó a arrojar el líquido hacia donde estaba su pareja, con uno de sus hijos en brazos. Acto seguido, Chávez Soria intentó hacer chispas con dos cables de la conexión eléctrica, por lo que los efectivos ingresaron a la vivienda para detenerlo. Sin embargo, cuando uno de los uniformados quiso meterse al baño, este le arrojó nafta y le dio un puñetazo en el pecho, detallaron.

Ante la violenta actitud del sospechoso, otros dos policías intervinieron, pero este les propinó golpes de puño y patadas para evitar ser aprehendido. Incluso, en un momento, Chávez Soria trató de quitarle el arma reglamentaria a uno de los efectivos, pero está cayó al piso y lograron recuperarla.

Instantes después se hizo presente personal de Unidad Investigativa Departamental Rivadavia (UID) y entre cinco uniformados consiguieron controlar la furia del agresor, quien, luego, fue asistido por un médico del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC), ya que presentaba escoriaciones en el cuerpo y una herida cortante en el cuero cabelludo, producto de los forcejeos con los policías. Por último, fue llevado a la Comisaría 13ª, donde quedó alojado.

Por otro lado, los efectivos también fueron asistidos por el médico, debido a que presentaban traumatismos en las extremidades. Asimismo, la víctima debió ser trasladada al Hospital Saporitti porque sufrió múltiples escoriaciones en el cuerpo y en la mama izquierda.

El Sol

Comentarios