Defendió a su hermana de los ataques del novio y lo mataron a tiros

Cansado de ver a su familiar golpeada, el joven de 21 años increpó al acusado. Días después, el agresor lo asesinó con ayuda de un pariente en el partido de Quilmes. El cómplice fue detenido pero el autor principal del hecho sigue libre. Familiares del fallecido piden justicia desesperados.
jueves, 5 de septiembre de 2019 · 21:01

Un joven de 21 años increpó al novio de su hermana por golpearla en varias ocasiones y, a modo de venganza, el violento lo asesinó de dos disparos con ayuda de un familiar en el partido bonaerense de Quilmes. Uno de los acusados está detenido, mientras que el restante permanece en libertad. Familiares de la víctima piden justicia desesperados.

El sangriento crimen se concretó en la avenida Las Heras y Cevallos, en la Villa El Monte. Esequiel Iglesias, de 21 años, circulaba en su moto cuando sus dos cuñados Diego y Ezequiel le dispararon a distancia y provocaron que la víctima chocara contra una pared. Según contaron sus allegados, los acusados lo mataron por un "conflicto familiar"

La hermana de Esequiel salía con Diego y era víctima de violencia de género. Él se cansó de ver a su familiar golpeada e increpó al violento. En esa discusión, el acusado le advirtió 'me voy a comprar un arma y te voy a matar'. A los pocos días, concretó su amenaza", dijo la hermana de la víctima, María, a cronica.com.ar

"Estos tipos le disparon dos veces a mi hermano con un arma de fuego cuando él estaba manejando, perdió el control de su moto y chocó contra la pared de una casa. Los vecinos nos avisaron y fuimos a socorrerlo de inmediato, lo vimos ensangrentado tendido en el piso", agregaron. La víctima fue trasladada al Hospital Iriarte de Quilmes, donde falleció tras agonizar durante nueve días. 

Ezequiel, uno de los acusados, fue localizado y detenido a los pocos días del crimen. Sin embargo, Diego, quien golpeó en reiteradas ocasiones a la hermana de la víctima antes de matarlo, permanece en libertad. "Anda por el barrio caminando tranquilamente, como si nada hubiera pasado. Pasa por la puerta de nuestra casa con total impunidad".

Los familiares, amigos y allegados a la víctima ya realizaron dos marchas en busca de justicia, cortaron calles, quemaron gomas y aún no obtienen respuestas. Al concluir, detallaron: "Necesitamos que alguien nos ayude, este tipo tiene que estar preso. Mi familia y su ex novia tienen mucho miedo, no pueden vivir tranquilas con este asesino suelto".

 

Crónica