Advierten que la situación sanitaria es "de alerta" en la ciudad de Salta

El sector público tiene más de 100 camas en capital y se están instalando 40.
domingo, 20 de septiembre de 2020 · 11:44

"La situación sanitaria es muy compleja, complicada y llamémosle de alerta", advirtió el presidente del Comité Operativo de Emergencia (COE), Francisco Aguilar, a El Tribuno. Ayer se detectaron 417 casos nuevos de COVID-19 en la provincia, hubo 21 muertos más y se informó sobre 113 pacientes internados en unidades de terapia intensiva, de los cuales 78 permanecen con asistencia respiratoria mecánica. El ministro de Salud Juan José Esteban está aislado y su secretario de Servicios, Sergio Humacata, internado por neumonía.

Aguilar precisó que en salud se puede hablar de saturación cuando el sistema de salud está en un límite y ya no se encuentra cama. En este momento en la capital salteña tiene más del 90% de ocupación de las camas destinadas a COVID (en la terapia intensiva y similar en sala común), que de hecho son la mayoría de las disponibles. Aclaró que el porcentaje varía todos los días por altas o fallecidos.

El tema de la disponibilidad de camas, tanto en hospitales como en clínicas y sanatorios privados, produce angustia. El médico, ahora al frente del COE, detalló que el sector público tiene más de 100 camas en capital y que se están instalando 40 camas más, 30 en el hospital Oñativia y 10 en el Papa Francisco. Las obras estarían listas entre este miércoles y el viernes de la semana que viene.

Comentó que en estos meses todos los hospitales han agrandado sus terapias intensivas y puso como ejemplo al San Bernardo: allí tienen 20 camas de COVID y otras 18 para no COVID.

Contó que incluso el San Bernardo amplió su capacidad de camas de sala común con oxígeno. La gran mayoría de los pacientes que se internan necesitan oxígeno. "Tiene 87 camas dentro del hospital para COVID y además las carpas que faltan conectar el tanque de oxígeno, eso va estar a mediados de la semana que viene y ahí van a haber 45 camas más, con posibilidad de ampliar un sector a futuro (15 días) en un ala de clínica médica", indicó.

Francisco Aguilar manifestó que, aunque se puede agrandar la capacidad de camas, el problema es que se llega siempre al mismo cuello de botella: la falta de personal para atender esas camas.

Como hay pocos terapistas en Salta, anticipó que se está pensando en poner a otros médicos dirigidos por terapistas. "Hay que cuidarlos para que no se infecten, que no estén en el frente de batalla sino un poco más atrás", dijo.

Con respecto a las camas disponibles en las 15 clínicas y sanatorios de Salta, el responsable del COE indicó que el dato exacto lo tendrán entre hoy y mañana.

"Una clínica tiene 15 camas de terapia y van destinadas a COVID 10, que es lo que están haciendo todas. Dejan 5 camas para patologías que siguen existiendo, como infartos, ACV, peritonitis, etcétera", explicó. Por otra parte, comentó que se está analizando testear más. Para esto se planteó reforzar la Atención Primaria de la Salud (APS): esto consiste en buscar 14 médicos y enviar dos por nodo (hay 7 nodos).

La idea es aparte usarlos como centros para que Salud Pública pueda instalarse y testear esos barrios, buscar los focos, aislarlos, y hacer de contención del paciente hasta que el Samec tenga una ambulancia.

Aguilar señaló que el Samec duplicó en 6 o 7 días su capacidad operativa de vehículos: de 12 móviles pasó 22.

El Tribuno