Prepagas: el gobierno prepara nuevas medidas y la CGT irá al Instituto Patria

Alberto Fernández y Santiago Cafiero recibieron personalmente a los prestadores y preparan propuestas para el corto y mediano plazo. Por su parte, la cúpula de la CGT irá al Instituto Patria, el cual defiende el plan de incorporar un sistema de salud integrado.
lunes, 18 de enero de 2021 · 12:04

 

El Gobierno se encuentra en búsqueda de una solución para calmar a los representantes del sistema privado de salud. Los mismo se encuentran en una encrucijada, ya que dicen que -sin aumentos y sin ayuda estatal- no va a ser posible afrontar los sueldos del mes de enero. Alberto Fernández y Santiago Cafiero recibieron personalmente a los prestadores y preparan propuestas para el corto y mediano plazo. Por su parte, la cúpula de la CGT irá al Instituto Patria, el cual defiende el plan de incorporar un sistema de salud integrado. Esta propuesta es mirada con malos ojos por parte de los sindicalistas y temen un avance sobre una caja de $800 mil millones.

Los números del sistema privado están completamente en rojo. Las obras sociales y los financiadores fueron tajantes y pusieron como fecha límite el 1 de febrero. En su reclamo advierten que con aumentos suspendidos, sin ATP y sin exenciones impositivas, la situación no da para más. Además, todo esto se suma a una posible segunda ola de contagios de coronavirus, que podría agravar aún más la prestación de servicios.

Alberto Fernández recibió a Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical, quien también ejerce el cargo de titular de la Unión de Salud Privada (UAS). 

El Presidente, junto a el Jefe de Gabinete, mantuvieron una reunión con los representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS). La misma ocurrió el pasado 7 de enero y tuvo como resultado el compromiso a formar "una mesa de trabajo".

Con ese objetivo claro, el último martes, los representantes de la FAPS, Mario Lugones y José Sánchez, se entrevistaron con Cafiero; los ministros de Salud, Ginés González García; Trabajo, Claudio Moroni; el superintendente de servicios de Salud, Eugenio Zanarini; y la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca. Allí se evaluaron medidas concretas para aliviar al sector, luego de que el Gobierno diera de baja herramientas en esa dirección el 31 de diciembre para reducir el déficit en línea con el reclamo del FMI. 

Según trascendidos, el Presidente volverá a a poner en vigencia al decreto 300/2020, el cual establece que se reducen y/o eliminan impuestos para los sectores de salud. Entre dichos impuestos se destacan los aportes patronales, alícuotas y débitos bancarios.

Luego de que el ATP dejara de estar en funcionamiento y se dejara de pagar la mitad de los sueldos con fondos estatales, el Ministerio de Trabajo incluiría a las compañías de Salud que lo soliciten en el programa de recuperación productiva REPRO II. Esta medida financiaría una parte de los salarios.

Por otro lado, los prestadores manifiestan fijar aumentos aumentos automáticos, por lo que el Presidente reclama que estos no afecten "el bolsillo de la gente", considerando la situación inflacionaria. 

EL MINISTRO DE SALUD BONAERENSE, NICOLÁS KREPLAK, GENTILEZA: CLARÍN.

Desde la UAS dijeron que que le hicieron llegar al Gobierno una carpeta con propuestas para trabajar sobre los egresos. Las mismas buscan trabajar sobre la devolución del IVA a la que acceden los colegios privados y la reducción de ingresos brutos en las provincias. 

El Presidente se reuniría otra vez con Belocopitt durante los próximos días. Prestadores y financiadores aseguran que Alberto Fernández firmará un decreto.

“Estamos evaluando medidas para poder acompañar al sector dada su importancia en el marco de la pandemia. No tenemos definiciones, pero hay varias medidas en análisis. Si estamos pensando en ayudarlos es porque lo merecen”

Estamos evaluando medidas para poder acompañar al sector dada su importancia en el marco de la pandemia. No tenemos definiciones, pero hay varias medidas en análisis. Si estamos pensando en ayudarlos es porque lo merecen”, fueron las palabras de quienes participaron de las negociaciones.

La tensión entre ambos bandos se debe a que el Presidente anulara el 30 de diciembre una resolución en el Boletín Oficial que implicaba la autorización del aumento del 7% para las prepagas, a partir de febrero. 

La UAS informa que se habla de un descalce del 54%, considerando la falta de aumentos e insumos dolarizados. Además, creen que el kirchnerismo avanza sobre la estatización de infraestructura, tal como sucedió con las AFJP y la ANSES.

Lo que piensa la CGT

La CGT no se encuentra conforme con los términos y condiciones, por lo que expresó mediante un comunicado oficial: “Los derechos inalienables como la salud deben ser defendidos sin banderías políticas para que cada ciudadano y ciudadana pueda seguir accediendo en tiempo y forma a un sistema que es modelo en el mundo”.

Los financiadores del sistema de salud consideran que el deseo de Cristina Kirchner es precisamente el de avanzar avanzar sobre el sector privado. “Tenemos que ir a un sistema nacional integrado de salud entre lo público, lo privado y las obras sociales que optimice recursos. La pandemia nos dio la oportunidad de reformular el sistema de salud en tiempo récord, pero es necesario hacer un esfuerzo diferente”, fue lo que dijo la vicepresidenta el 18 de diciembre en el acto del Frente de Todos en La Plata y posteriormente encendió las alarmas.

Fuente: Clarín.