Miércoles 11 de Mayo de  2022 // 01:16 hs

Más de la mitad de los argentinos espera que la economía empeore este año

El dato de inflación de Diciembre que publicó la semana pasada el INDEC trajo, a pesar del pésimo resultado, una tenue sensación de alivio entre funcionarios del área económica del Gobierno. El 50,9% interanual al que cerró 2021 quedó algunos puntos debajo del 53,8% punta a punta que supo acumular 2019, el año de mayor inflación en la Argentina desde la convertibilidad.

Escrito en NACIONALES el

Seis de cada 10 argentinos consideran –según publica Infobae– que la economía está peor o mucho peor que un año atrás, casi la misma cantidad -55%- que considera que dentro de un año la situación va a seguir desmejorando. Y ello a pesar del rebote de la actividad en 2021, que compara con la profunda recesión de 2020 en medio de la primera ola de COVID-19 y las cuarentenas obligatorias.

La recuperación de la que se jacta el oficialismo no se siente entre los ciudadanos, pero la inflación sí.

Los datos corresponden a una encuesta de Management & Fit hecha a 2200 personas de todo el país y que se terminó el 10 de enero pasado. El relevamiento, que hace hincapié en el malestar de los argentinos sobre la gestión de gobierno de Alberto Fernández a la vez que detecta poca confianza en el rol de la principal alianza opositora, Juntos por el Cambio, muestra que la economía terminó primera entre las preocupaciones de los argentinos.

El año 2021 cerró con la inflación como la principal problemática. Lo es para el 34.4% de los encuestados seguido por la corrupción con un 26.7%, según los resultados de una pregunta en la que se requería a los encuestados ordenar por prioridad sus principales preocupaciones.

Los problemas económicos ocupan la principal preocupación para más del 53%, si se suman todos los rubros asociados: la pobreza está cuarta entre las preocupaciones con el 9,7% de los encuestados y la desocupación quinta con el 9%.

La gestión económica, sin embargo, cae al segundo lugar cuando se trata de evaluar la gestión del Gobierno nacional, ya que el área peor evaluada es seguridad con más del 75% que evalúa mal o muy mal y economía con un 69,8%; muy de cerca las políticas laborales con un 68,8% de negatividad. La mejor evaluada es la de salud, aunque con un diferencial negativo: un solo un 42,1% lo hace positivamente y un 53,6% negativamente.

La necesidad de dar una respuesta a la inflación, incluso, parece un problema más acuciante para el Gobierno a la hora de tratar de recuperar el visto bueno de sus propios votantes más que para tratar de ganar espacio entre los que están parados en la vereda de en frente.

Al cruzar las respuestas de los encuestados que dijeron aprobar la gestión presidencial de Fernández con las de quienes consideran a la inflación el principal problema, Management & Fit encontró que el 39,2% de los partidarios del oficialismo pone a la inflación y suba de tarifas como principal problema.

En cambio entre los que no aprueban la gestión del Gobierno Nacional, mientras tanto, la prioridad es otra: el 36,3% cita a la corrupción como principal problemática, mientras que el 32% considera a la inflación el número uno.

El cuestionamiento a la gestión económica, mientras tanto, también rankea alto a la hora de evaluar la gestión de Fernández por áreas. La gestión en seguridad tiene la aprobación de apenas el 19% de los encuestados y es la única que supera en reprobación a la gestión económica, con apenas 23,6% de aceptación.

La gestión en materia de Trabajo cuenta apenas con el 26,1% de visto bueno, mientras que en Obra Pública llega sólo al 35,1%.