"Nahir Galarza no tendría que estar detenida y Fernando Pastorizzo no tendría que estar muerto"

Lo dijo Raquel Hermida Leyenda, la abogada de Nahir Galarza tras presentar el giro inesperado en la causa ante la Justicia de Entre Ríos.
domingo, 9 de enero de 2022 · 09:03

La abogada de Nahir Galarza, la joven de 22 años condenada a prisión perpetua por el crimen a balazos de su novio cometido en diciembre de 2017 en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, aseguró que su defendida “no tendría que estar detenida” y que Fernando Pastorizzo “tampoco tendría que estar muerto”, ya que se trató de un crimen “que pudo haberse evitado claramente” y que siente “mucha pena” por ambos, al considerarlos “víctimas”.

Se trata de Raquel Hermida Leyenda, quien ayer al mediodía se presentó en la fiscalía de la ciudad de Paraná para denunciar a Marcelo Galarza, padre de Nahir, como autor del “homicidio agravado” en perjuicio de Pastorizzo y por “violencia de género” contra su propia hija.

Luego de la presentación realizada ante la fiscal Carolina Guzmán, la letrada dijo al canal El Once de Paraná que cumplió “simplemente con una orden”, que le dio su “clienta”.

Qué dijo Raquel Hermida Leyenda, la abogada de Nahir Galarza

“Lo único que hizo Nahir fue confirmarme todos los errores procesales que hubo en su causa, porque yo no tendría que estar acá, ella no tendría que estar detenida y Fernando tampoco tendría que estar muerto. Es un homicidio que pudo haberse evitado claramente y siento mucha pena realmente por las dos víctimas de este hecho terrible”, añadió.

“Lo único que necesito es hablar con Nahir para ver las medidas de seguridad que hay que tomar para que estemos seguras (…) tanto Nahir como su madre o yo”, señaló Hermida Leyenda.

Nahir Galarza, quien actualmente tiene 23 años, fue con 19 la mujer más joven del país en haber sido condenada a prisión perpetua.

La joven recibió la máxima pena por haber sido considerada autora del crimen de Pastorizzo (20), cometido entre las 5.10 y 5.15 del viernes 29 de diciembre de 2017, cuando el joven fue encontrado en una calle de Gualeguaychú con un tiro en la espalda y otro en el pecho, junto a su moto y dos cascos tirados en el suelo.

La sentencia a prisión perpetua fue dictada el 3 de julio de 2018 por el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú y confirmada en julio de 2019 por la Sala II de la Cámara de Concordia.