Volvio a Tierra del Fuego después de estar varada y le habían usurpado la casa

Volvió después de estar varios meses varada en el norte del país y se encontró con la casa usurpada por un familiar.
viernes, 5 de junio de 2020 · 12:18

 

Una mujer se fue de vacaciones a Mendoza en febrero, pero como consecuencia de la cuarentena quedó varada por dos meses en dicha provincia y al retornar a la provincia, se encontró con su casa usurpada, que está ubicada en un terreno alquilado del barrio CGT de la ciudad de Rio Grande. Denuncia que la persona que se apropió es su sobrina, la misma habría indicado en sede policial que se la compró a un tercero.

La mujer que recien volvió hace pocos días a la ciudad, comentó que en la actualidad no puede ingresar a su vivienda y en dialogo con el programa Un Gran Día de Radio Fueguina, relató su situación. “Regreso de la provincia de Mendoza, cuando quiero ingresar a mi casa me encuentro con que se encuentra usurpada y me niegan el ingreso. A partir de eso hice la exposición policial y me dijeron que tengo que esperar el proceso; me volví a presentar a mi casa para ver si puedo ingresar y tampoco pude. Tuve que hacer una denuncia de desalojo, la cual ahora está en el juzgado” expresó la vecina.

Comentó que la casilla permanecía cerrada cuando se encontraba ausente en la ciudad, al mismo tiempo destacó que en su momento le cedió un espacio a su sobrina para que habitara en el lugar, tiempo después la misma se retiró del lugar. “Es mi sobrina quien ingresa con otra persona que no conozco y me niegan el ingreso. Estuve durmiendo tres días en el auto hasta que una amiga me ha dado lugar en su vivienda; pero quiero recuperar lo que me pertenece para irme a mi casa como corresponde” lamentó.

No obstante, en todo ese proceso se enteró que la misma había sido vendida por una mujer, “cuando a mi sobrina la citan en la policía hace su descargo, en la documentación que presenta aparece un boleto de compra y venta donde la mujer Antonia Francisca le vende la casa. Yo tengo todos los papeles que avalan que me pertenece, la casilla fue construida hace tres años, es nueva”.

En referencia a la mujer que la vendió, mencionó no conocerla, “no pude hablar con la señora que la vendió a $200 mil pesos, ahora tengo que esperar el proceso de la justicia que lleva su tiempo. Me dijeron que puede llevar casi un mes, pero mientras tanto yo que hago” resaltó la mujer.

Al finalizar añadió “es imposible hablar con mi sobrina, yo con ella no puedo tener dialogo, si yo quiero hoy voy e ingreso, estoy autorizada, pero es para problemas porque no me van a dejar entrar”.

 

Crónicas Fueguinas