Falleció el policía baleado en el puesto Ramón Santos

 

El agente de policía de Caleta Olivia, José Luis Noria (27), quien el sábado resultó gravemente herido en sus piernas con un disparo de fusil Fal en el puesto interprovincial Ramón Santos, falleció ayer en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Investigan el confuso incidente protagonizado por un gendarme que volvía de cazar junto a un funcionario de la justicia federal.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 


Gran pesar causó ayer en la fuerza policial de Santa Cruz la muerte del policía y padre de cuatro hijos, José Noria, quien accidentalmente resultó herido de bala el sábado sobre las 18, cuando prestaba servicios en la subcomisaría Ramón Santos, en el límite con Chubut.

El empleado policial que residía en el barrio Parque y era integrante de una conocida familia de Caleta Olivia, ingresó el sábado a las 19:30 a la guardia del Hospital Regional en gravísimo estado. El efectivo había sido herido por un disparo de Fal (Fusil Automático Liviano) que le atravesó ambos miembros inferiores, informaron fuentes oficiales.

Debido a la gravedad de la situación los médicos le tuvieron que amputar una pierna, pero sobre las 16 de ayer Noria no resistió la gravedad de su estado y dejó de existir. El cuerpo fue trasladado a la morgue del Hospital Zonal de Caleta Olivia, para ser sometido a la respectiva autopsia.

DISPARO MORTAL

De acuerdo a la información a la que pudo acceder Diario Patagónico, el confuso episodio se registró el sábado a la tarde cuando durante un control de rutina Noria se acercó a identificar un vehículo que pasaba por el puesto policial ubicado en la ruta Nacional 3.

En ese vehículo se trasladaban un oficial de Gendarmería Nacional  y el secretario de Cámara del Tribunal Oral Federal (TOF) de Comodoro Rivadavia, Luis Fernando de Luca.

Los hombres se detuvieron en el puesto y al bajar del rodado se habría disparado accidentalmente el arma. Hasta el momento se desconoce oficialmente quien de los dos hombres empuñaba el arma o si esta se cayó al suelo desde el vehículo. Lo cierto fue que el arma se disparó y el proyectil altamente destructivo atravesó las dos piernas de Noria.

Inmediatamente, el policía fue auxiliado por sus compañeros porque perdía mucha sangre y en medio de un importante operativo sobre la ruta nacional 3 fue trasladado hacia el Hospital Regional, donde luego de 20 horas de agonía falleció.

A todo esto, la Justicia santacruceña ya inició una causa por la muerte del efectivo caletense para establecer responsabilidades.