Trabajadores de La Anónima buscan respuestas

Personal de la sucursal 161 reclama para no perder sus puestos de trabajo. Denuncian aprietes de parte de gerentes luego de haber realizado una solicitud formal y también que el barrio no los acompaña.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Dos delegados sindicales de esta sucursal presentaron el pasado 19 de enero una solicitud ante los gerentes zonales y regionales reclamando que la empresa cumpla con la promesa hecha  de aumentar la planta de trabajadores a fin de mejorar la atención a los clientes. Este reclamo había comenzado el año pasado, juntando firmas incluso, para que el supermercado no despidiera empleados.

Debido a esta presión, 10 empleados mas fueron contratados, pero solo por 3 meses y la mitad de ellos con un contrato part time, es decir de 4 horas. Según lo denunciado por los trabajadores, falta personal para atender de manera debida al público, incluso fuera de temporada.

“Ya nos avisaron que  en marzo no van a seguir, pero a partir de ese momento no vamos a poder  garantizar la buena atención. Hay 13 cajas y 14 cajeros, entonces no van a poder cubrir los francos. Esto hace que la atención no sea buena y que a los  empleados los tengan de un lado para otro cubriendo diferentes puestos”, contó  el delegado gremial Walter Marti.

“Los repositores pasan mucho tiempo en los depósitos haciendo que no haya una  buena atención en el salón de ventas”, contaron los delegados Marti y Alejandro Moreno.

También acusaron que cuando el supermercado abrió, eran 110 los empleados y ahora son 80, el número de trabajadores bajó al contrario de lo que pasó con la población en esta ciudad.

A su vez también denunciaron “Aprietes” por parte de la empresa y también del Sindicato de Empleados de Comercio (SEMCO), acusando que el secretario general y un gerente zonal de la empresa en cuestión.

Asimismo, comentaron que en una reunión ocurrida en Río Gallegos Moreno recibió amenazas en cuanto a su puesto de trabajo debido a un episodio ocurrido con una clienta del lugar. Por último, los delegados contaron que para las próximas horas esperan que  el gerente zonal se presente a escucharlos aunque sospechan que será como la reunión realizada el año pasado cuando “apretaron” a los empleados y no dejaron participar a los delegados gremiales y adelantaron que de no resolverse esta situación, escracharán al dueño de la empresa, Federico Braun, quien posee una estancia en las cercanías de la ciudad.

(Fuente: Ahora Calafate)