Crónica de un piquete: #CaletaOliviaSinAgua

A las 1830 del día sábado se llevó a cabo la reunión entre los funcionarios del gobierno provincial y local, con los delegados de la asamblea de vecinos que corta la ruta 3. Tras seis días de reclamo Fernando Cotillo, José Manuel Córdoba y demás miembros de ENOHSA conversaron con los vecinos sobre las alternativas que están llevando a cabo para enfrentar la aguda crisis que atraviesa Caleta Olivia. 

domingo, 23 de febrero de 2014 · 00:00

 

 

No fue nada sencillo llegar a esta reunión; no solo porque los vecinos debieron cortar la ruta para ser escuchados por los funcionarios sino porque ellos pusieron dos condiciones puntuales: que solo participaran 10 vecinos y que no estuvieran las cámaras de canal 13. En virtud de ello y, tras una ardua discusión dada en el seno de la asamblea popular desarrollada en la ruta, aceptaron.

Para garantizar la presencia de los gobernantes, los vecinos se organizaron estableciendo un cordón que restringiera el acceso de todos aquellos que no eran delegados de la asamblea de autoconvocados. Bajo la consigna: “nosotros si somos civilizados”, más de 3 mil vecinos esperaron en la ruta la resolución de la reunión. 

Los ánimos estaban caldeados; al calor acuciante, la falta de información, el rechazo de Cotillo y Córdoba de conversar con todos los vecinos se le sumó la llegada de la gendarmería. Estos llegaron con la orden de apoyar la distribución de agua. Sin embargo, los vecinos no tomaron con agrado su presencia en la ruta conduciendo a diversos enfrentamientos verbales entre ellos. 

Luego de dos horas de reunión, se llevó a cabo la asamblea en la ruta. Allí los delegados plantearon los distintos temas que se discutieron. Siendo así, se dejó en claro que, ninguno de los funcionarios presentes, tenían respuestas claras sobre el cronograma de distribución de agua de red. Pero lo que resultó mayor preocupación fue la información difusa sobre la finalización de la obra del acueducto paralelo. Según manifestó el intendente Córdoba esta podría estar en dos, tres, cuatro o cinco meses. 

Otro de los temas que los vecinos plantearon a los funcionarios fue la deuda que mantiene el gobierno de Santa Cruz con el de Chubut. Este tema se presenta delicado dado que trascendió que la cooperativa de agua no brindaba el servicio de manera regular por la deuda que Servicios Públicos mantiene con ellos. Según José Manuel Córdoba, solo se le deben dos millones cien pesos, lo que equivale a un mes y medio de servicio. 

En esa reunión, los vecinos expresaron fuertemente su crítica a la manera como estaban procediendo los funcionarios de cara a la crisis hídrica. Siendo así, los señalaron responsables de esta aguda situación que atraviesa la ciudad.

Mientras terminaba la asamblea, comenzó a despejarse la ruta, cada camión, auto y colectivo saludaba a los vecinos tocando la bocina, aplaudiendo y cantando. Ayer en la ruta, el clima era de lucha; clima que tiñe a esta ciudad cada vez que sus derechos se ven enfrentados por la desidia del gobierno local y provincial. (Lucrecia Sotelo para El Diario Nuevo Día)