Policía intentó separar pelea de bandas y tres efectivos terminaron heridos

Una batalla campal se registró durante la madrugada del sábado en el barrio Rotary 23 de esta ciudad cuando la guardia de la Seccional Quinta de policía fue alertada sobre una pelea entre dos grupos de jóvenes.

lunes, 18 de agosto de 2014 · 00:00

Caleta Olivia (agencia) Una comisión de efectivos se dirigió rápidamente, alrededor de las 6, a la calle San Luis y 8 de Marzo, donde se estaba produciendo el enfrentamiento entre un gran número de jóvenes, por lo que los efectivos decidieron solicitar refuerzos al Comando Radioeléctrico y a la Guardia de Infantería.

Pero al advertir la presencia de los uniformados, los violentos comenzaron a atacarlos con piedras y palos, e incluso otras personas se sumaron a la agresión, convirtiéndose en alrededor de 30 el grupo de atacantes.

Producto de ello, un efectivo sufrió un corte en uno de sus párpados, una mujer policía recibió una fuerte pedrada en uno de sus brazos, un oficial en su espalda y otro uniformado en el tórax, ante lo cual decidieron pedir el apoyo de todas las comisarías.

Transcurridos algunos minutos, los policías lograron dispersar al grupo, aunque quince de los sujetos ingresaron a dos viviendas del mencionado barrio a refugiarse, desde donde además continuaron lanzando piedras a los efectivos.

Cabe mencionar que los policías mantuvieron una consigna en el lugar, a la espera de que se librara una orden judicial para realizar allanamientos en esos domicilios, la que finalmente fue extendida alrededor de las 11.

Inmediatamente, los policías de la Seccional Quinta junto a miembros de las Fuerzas Especiales irrumpieron en tres domicilios ubicados en la calle San Luis al 2.000, otro en la esquina de San Luis y 8 de Marzo y el restante en Entre Ríos y 8 de Marzo.

En los mismos se secuestraron sustancias estupefacientes, cuchillos, palos y bates, además de municiones (no precisadas) y se demoró a tres de los individuos, dos mayores de edad y un menor que permanecían en una de las viviendas, ya que los restantes habían logrado escapar por patios traseros.

Los mismos fueron trasladados a la Comisaría Quinta, donde cumplido el plazo legal y tras fijar domicilio a disposición del juzgado de turno recuperaron la libertad.