el calafate

Acusan a Gabriela Peralta de dar ayuda alimentaria con la condición de votar a los candidatos del Gobierno

Las empleadas del CIC Formenti se mantienen firme en su reclamo y no dejan las instalaciones. Responsabilizan a la ministro Peralta y al concejal Pallalef. Comenzaron a contar graves irregularidades de la campaña electoral.
viernes, 13 de noviembre de 2015 · 09:51
Mientras se mantienen con la toma del CIC Formenti y resisten la embestida del ministerio de Desarrollo Social de la provincia, que las denunció penalmente para forzar el cese del reclamo, las jóvenes madres hicieron graves revelaciones.

Maira y Mara, dos de las voceras del grupo que reclama por los casi diez meses sin cobrar sueldo y contratos que no aparecen, pese a reiteradas promesas de referentes del gobierno provincial,  confirmaron sigue en pie su reclamo y que no dejaran la toma del CIC hasta tener una respuesta.

Las jóvenes confirmaron que no hubo acuerdo con el enviado del ministerio de Desarrollo Social de la provincia, porque trajeron como propuesta una ayuda social de 10 mil pesos para cada empleada, pero con la condición que dejaran la protesta y dejando latente para los próximos días la posibilidad de firmar los contratos.

En una entrevista con el programa Radio Activa de FM Dimensión ahondaron en su situación, responsabilizando a la ministro provincial y diputada electa Gabriela Peralta y a su referente local, el concejal Juan Pallalef.

 Las mujeres dijeron que entraron al ministerio de Desarrollo Social de la provincia en Marzo de este año, con la promesa que en no mas de tres meses estarían sus nombramientos y sueldos.

Dijeron que avanzada la campaña fueron obligadas a trabajar en el CIC por la mañana y por la tarde hacer tareas de militancia. "Lo aceptamos por la necesidad que tiene cada una”, comentaron.

También denunciaron que durante la campaña, el concejal y candidato a intendente Juan Pallalef utilizo elementos del CIC para armar una sede de campaña en el barrio cerro Calafate, muebles y computadoras que por ahora no se pueden recuperar porque  a dueña de la casa donde se montó la unidad básica son los quiere entregar, debido a que Pallalef no le cumplió con su promesa de conseguirle un trabajo.

Mas grave es lo denunciado sobre el manejo que tuvo el CIC de los programas de asistencia social para familias necesitadas.

El CIC depende del ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, conducido por la ministró y ahora diputada electa Gabriela Peralta.

La dependencia local es la encargada de bajar a la ciudad los programas sociales de la Provincia, entre ellos la asistencia alimentaria para familias de bajos recursos económicos.

Las empleadas dijeron que no se entregaban las ayudas alimentarias según la necesidad, sino que de acuerdo a si votaban o no a los candidatos del gobierno provincial.

"En las planillas les ponían si votaban o no votaban, y si votaban a otro candidato, a esos no les daban la ayuda. Muchas veces nos íbamos casi llorando al ver eso porque la ayuda es para la gente que lo necesita”, comentó una de las voceras del grupo.

Además explicaron que parte de sus funciones era descargar los camiones de vialidad provincial, que traían los alimentos para familias carencias y comedores escolares.