Las Grutas: bajas de 10% en alquileres para la segunda quincena

Se detectan en las zonas más alejadas de la playa o puntos periféricos, donde hay opciones desde $ 1200 por día para una familia tipo. En el centro no hay variantes.
lunes, 14 de enero de 2019 · 09:09

La segunda quincena de enero arrancó con descuentos de un 10% en los alojamientos más alejados del centro, que, teniendo en cuenta que durante el arranque del mes la presencia de público fue dispar, están tratando de captar a los viajeros que se acercan los fines de semana para vivir una ‘escapada’ frente al mar.

Las plazas ubicadas más cerca de la playa siguen manteniendo el 30% de incremento con respecto al verano pasado. Mientras que, en relación a otros rubros, existen aumentos de 25% a 45% en gastronomía y de un 25% a 30% en recreación y excursiones.

Volviendo a la baja de un 10% en alquileres, se registra en plazas ubicadas más lejos de la playa, en el acceso norte u otros puntos periféricos de la villa. Allí se consiguen por $1200 diarios departamentos para una familia tipo (compuesta por un matrimonio y dos chicos) por los que al inicio de la temporada se solicitaban $1500. Y, actualmente, piden $1500 por lugares periféricos pero más confortables, que antes se cotizaban a $1800.

El resto de la oferta de camas sigue dentro de los mismos parámetros que se anunciaron ni bien arrancó el verano.

La misma familia tipo deberá pagar $2500 por día si el lugar que elige para alojarse está más cerca de la playa, y cuenta con algunas comodidades como aire acondicionado, wi fi, servicio de desayuno y recambio de ropa de blanco. Los que están ubicados directamente frente al mar se cotizan entre los $3000 y los $3500 (siempre diarios). Cuentan con servicio de mucama, un completo desayuno y pileta climatizada.

Si se opta por la hotelería, una habitación cuádruple con desayuno, cochera, servicio de mucama y piscina climatizada sale $ 2600 diarios.

La gastronomía, por otra parte, es la que arroja las cifras más dispares. Porque mientras algunos restaurantes alejados del centro del balneario manejan aumentos de entre un 25% y un 30% con respecto al verano pasado, la oferta de restós de la peatonal eleva esa franja, fluctuando con subas que van entre un 40% y un 45%.

¿La explicación de esta enorme diferencia? También es dispar. Es que los titulares de los locales gastronómicos del centro alegaron que el aumento se debe a que sus insumos crecieron un 70% y debido a esto “un 40 o 45% es la suma que podemos volcar al público en nuestras cartas, para no espantarlos”.

Desde la cámara de comercio poseen una opinión distinta. Su titular, Walter Sequeiro, argumentó que “la dolarización de los alquileres comerciales es lo que les afecta a los gastronómicos de esa zona, que subieron para tratar de compensar lo que deben pagar por arrendar esta temporada. Los que estamos todo el año podemos manejar precios más acordes. Porque es cierto que todo subió. Pero el que no afronta los exorbitantes alquileres puede manejar otros márgenes para no ‘matar’ a la gente” aseguró. En este marco entonces, la propuesta dentro del rubro es variada.

Compartir un almuerzo o una cena este verano en algún local de la peatonal está entre un 40% y un 45% más caro que durante la temporada pasada. Mientras que más lejos del centro las subas no superan el 30%.

Lo cierto es que, aunque se multipliquen las ofertas y promociones, este año darse el gusto de “comer afuera” es uno de los ítems que más incide en la economía de los turistas. Que caminan, consultan, y optan por los lugares más accesibles, y que además ofrezcan la posibilidad de pago con tarjetas de crédito.

En el caso de los restaurantes de la peatonal, por caso, los amantes de los sabores de mar deberán desembolsar $750 para compartir una picada de mariscos para 2 personas, o $1160 si es para 4.

Si quieren sumarle ingredientes o abultarlos, los mejillones a la provenzal rondan los $330, los langostinos al ajillo $380, y $390 si son empanados. Las rabas $330 y $350 los mariscos en salsa criolla.

En relación a los pescados, el salmón está $450, $320 el Abadejo y $195 la merluza.

Si se opta por una pizza, la de muzzarella grande está $290, el pollo grillado $250 y las ensaladas de $130 a $220.

Con respecto a las pastas, se cotizan de $180n a $220, aunque hay que sumarles las salsas que van desde los $90 a los $110, por lo cual saldría $270 la alternativa más barata.

A la hora de los postres, el flan está $130, $160 el tiramisú y una porción de helado almendrado $95.

En bebidas, la cerveza se consigue de $160 a $290, el agua de litro y medio $110 y la gaseosa de la misma medida $145.

En los paradores, que permiten la opción de compartir un plato a pasos de la playa y frente al mar, las propuestas se encarecen un poco en algunos casos.

Los platos basados en una pieza de pescado fresco (la ‘pesca del día’) salen $300, y una picada para 2 $800. Mientras que las rabas para 2 están $350, al igual que los langostinos y los mejillones.

Una hamburguesa completa está 300, la milanesa, también con fritas y huevo, $320. Las pizzas, según los ingredientes, van de los $320 a los $450 y los tostados están $190. La docena de empanadas se cotiza a $400.

Las bebidas se consiguen a $ 190 en el caso de la cerveza de litro, $120 la gaseosa de litro y medio y $100 en el caso del agua.

Los carritos y puestos callejeros, que permiten comer al paso, cuentan con opciones más económicas. Una cazuela de mariscos está $350, $150 el cono de rabas, $120 el de cornalitos y el de fritas de $70 a $80. Una hamburguesa completa $140 y $120 una simple. La milanesa con papas fritas está $150 y $70 un súper pancho. Mientras que el lomo completo $230 y $180 el filet con papas fritas.

Los licuados salen $100, al igual que los jugos exprimidos. Y los waffles, de $100 a $150 si son salados o de $80 a $100 en el caso de los dulces.

En materia de helados, en las cadenas de heladerías sale $70 el cuarto, mientras que en las artesanales está $130 y $460 el kilo.

Los tradicionales alfajores se consiguen a $420 la docena y $210 la media. Pero existen pronos de tres docenas por $1050 o, en algunos lugares, 2 cajas de alfajores más una de chocolate a $400.

El cono de pochoclo está a $70 y, en la playa, la docena de churros, donas o tortas fritas, a $200.

Valores
$ 2.500
por día para una familia tipo más cerca de la playa, con comodidades como aire acondicionado y wi fi.
$ 3.000
de esa cifra a 3.500 por día para los departamentos ubicados frente al mar.

Buceo, pesca, salinas y fuertes
En materia de excursiones las subas este año son de un 25% con respecto a 2018. Además, teniendo en cuenta el escaso nivel de gastos que está mostrando el público, varias de las firmas acotaron las opciones que suelen estar vigentes cada año, centrando sus ofertas en algunas propuestas puntuales. Por caso, una tradicional firma de buceo ubicada a la altura de la tercera bajada ofrece el bautismo submarino a $2500, con un 10% de descuento por pago efectivo y financiación con tarjetas de crédito.

En el caso de la pesca embarcada, se cotiza a $2500 la salida con caña, reel y carnada incluidos. Con respecto a la visita a “Isla Mejillón”, una porción de restinga en forma de islote que queda al descubierto mar adentro ni bien desciende la marea, este año para visitarla los adultos deben pagar $1400 y $800 los menores de 12 años.

Otra de las empresas, ubicada también a la altura de la tercera bajada, ofrece a 1850 pesos por persona la excursión a las Salinas del Gualicho, con cena incluída, o a $1500 si sólo se opta por un brindis.

La recorrida por Fuerte Argentino, la enorme meseta ubicada al sur de Las Grutas, sale $1450 por persona con vianda incluida. Mientras que $1980 se cotiza la experiencia náutica que se desarrolla en el Puerto San Antonio Este (a 65 km de Las Grutas por Ruta 3) que es de media jornada e incluye traslados, paseo embarcado y recreación con snorkel, kayaks y tablas de stand up.

Una firma de buceo ofrece el bautismo submarino a $2500, con un 10% de descuento por pago efectivo y financiación con tarjetas de crédito. (Diario Río Negro)