Trelew y Rawson sumaron 15 mil nuevos pobres y más de 7 mil indigentes durante el último año

Es la estadística de los últimos 12 meses. En el Valle ya hay 53.931 pobres y la cantidad de indigentes es de 10.579.
domingo, 13 de octubre de 2019 · 20:54

La situación de pobreza en la zona del Valle hace algunos años que es alarmante. No sólo por los números que hoy se verifican en el aglomerado de Trelew-Rawson, sino también por la preocupante evolución que ha tenido el indicador. Según los datos oficiales del Indec, estas dos localidades sumaron a lo largo de los últimos 12 meses 15.000 nuevos pobres y 8.000 indigentes. El número es crudo, pero no hace más que reflejar como la pérdida del poder adquisitivo, sumado al problema de desempleo terminó por deteriorar de forma certera la realidad social de la zona valletana de Chubut.

Durante el primer semestre de 2019, la pobreza en el Valle alcanzó el 37,5%, lo que representa 13.439 hogares y 53.931 personas. Un año atrás, el índice para el primer semestre de 2018 era del 27,5%, con 38.023 pobres.

Lo que pasó con la indigencia, que tiene que ver con aquellas personas ya que no cuentan con ingresos suficientes como para cubrir una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas es igual de alarmante. Mientras que para la primera mitad del 2018 significaba el 2,1% de la población y 2.892 personas, en 2019 ese valor se multiplicó hasta el 7,4%, abarcando a 10.579 personas.

Evolución dramática

La evolución fue increyendo desde el segundo semestre de 2016. En ese entonces Trelew-Rawson contaban con un 28% de la población pobre (hoy prácticamente es 10 puntos más) y la superaban con tasas más altas otras localidades patagónicas como Neuquén o Viedma. Hoy el Valle tiene la tasa de pobreza más elevada de la Patagonia. Y está muy por encima del promedio de la región, que hoy llega al 28,5%.

Impacto de la devaluación

Del primer semestre del 2018 al segundo semestre de ese año se notó un avance importante de la pobreza en la zona, debido a que impactó de lleno la devaluación que comenzó en los meses de abril a junio. En ese lapso el salto fue de 38.000 pobres a 49.000 para el cierre del año. Y con el último dato se extendió hasta las casi 54 mil personas de Trelew y Rawson que cayeron por debajo de la línea de pobreza.

Los datos para la segunda parte del año se conocerán recién el próximo año, pero la tendencia seguirá agudizándose, fundamentalmente porque se reflejará de lleno el impacto de la devaluación que llevó el dólar de $ 45 a $ 60 en cuestión de días tras las elecciones PASO.

En el informe también del INDEC se incorpora otro desarrollo metodológico consistente en la composición y va¬lorizacióde la CBA para cada una de las regiones, de acuerdo a los hábitos de consumo específicos relevados en la ENGHo. Los valores de la CBA y de la CBT para el adulto equivalente y de la inversa del coeficiente de Engel uti¬lizados se presentan a continuación

Para junio la canasta básica alimentaria para un adulto fue de $ 4.122,05 en la Patagonia durante el mes de junio. Lo que mide la línea de indigencia. Mientras que para la no caer por debejo de la línea de pobreza, la canasta para un adulto es de $ 11,747.

En el sur de Chubut, para el aglomerado de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, la tasa de pobreza quedó por debajo del promedio nacional, pero también viene en alza: 29%, siete puntos más que hace seis meses y el doble que hace un año, cuando la tasa se ubicó en 14,9%.

El salto de la indigencia no se sintió en la zona sur, que pasó de 2,9% en el segundo semestre del año pasado a 2,8% en este

Los niños

De acuerdo al instituto de estadísticas, la pobreza afecta con más fuerza a los chicos en todo el país, ya que el 52,6% de los niños estaba en esa condición en el primer semestre del año, cuando aún no se había producido la fuerte devaluación de agosto, tras las PASO.

El dato refleja que unos cinco millones de chicos menores de 14 años son pobres en la Argentina, un millón más que hace un año. En ese rango de edad también subió fuerte la indigencia, que pasó de 8% a 13,1%.

En el primer semestre de este año, la pobreza infantil -menores de 14 años- aumentó del 41,4% al 52,6%, y la indigencia saltó del 8 al 13,1% en sólo 12 meses. Es decir, sobre 9.500.000 chicos de menos de 14 años, 5 millones viven en hogares pobres. De acuerdo con la estadística oficial, uno de cada 2, o 5 de cada 10 chicos, vive en hogares pobres.

Y de estos niños pobres, 1.200.000 viven en hogares indigentes, así definidos porque sus familias no tienen ingresos suficientes para comprar los alimentos básicos.

Son casi medio millón más que un año atrás mientras los chicos pobres se desarrollan en hogares que si bien pueden adquirir una canasta de alimentos básicos, tienen privaciones y carencias de todo tipo.

Fuente: Diario Jornada