Alerta por una fuga de amoníaco en Trelew

Hubo un escape en la planta de Coca Cola del Parque Industrial de Trelew. Cuatro bomberos y tres empleados fueron afectados y terminaron en el Hospital.
miércoles, 13 de noviembre de 2019 · 09:53

Pasado el mediodía de ayer una emergencia obligó a bomberos, Policía y organismos gubernamentales a intervenir en una peligrosa fuga de gas amoníaco. El suceso tuvo lugar en el extremo este de Trelew, detrás del predio identificado con la firma Coca-cola.

Debido a la fuga del peligroso gas, al menos cuatro integrantes del cuerpo activo de bomberos voluntarios, fueron asistidos en el hospital por afectaciones en las vías respiratorias.

El hecho sucedió entre las calles 16 de noviembre y Puerto Argentino, donde la Guardia Urbana montó un operativo de tránsito para circunscribir el área en riesgo.

Las maniobras demandaron cinco horas de trabajo intenso por parte de los bomberos que acudieron desde las 11.05 al mando del comandante Alejandro Vistoso, flamante jefe del cuartel Central Trelew.

Vistoso habló con Jornada y detalló que se demandaron unos veinte bomberos, de los cuales cuatro debieron ser asistidos por afectaciones en ojos y piel. En tanto, hubo que despachar 8 autobombas y 3 unidades especiales, una de ellas para intervenciones en estructuras colapsadas. Otra para cubrir la demanda de oxígeno.

En la zona de riesgo

Ya en el área de riesgo, debieron detectar dónde estaba la fuga. Debieron hacer varios intentos hasta lograr colocar un tapón en el conducto fisurado. El primer intento fue infructuoso y hubo tensión en el lugar.

Poco antes, cincuenta empleados de la empresa, debieron ser evacuados de urgencia. De ellos, al menos tres debieron ser hospitalizados.

El alerta llegó al cuartel por parte de la Guardia del Hospital, a la que desde la planta de Coca Cola, avisaron sobre personas intoxicadas con el gas amoníaco. Dos ambulancias trasladaron a los afectados, al tiempo que una unidad se dedicó a permaneces en guardia ante cualquien inconveniente.

Promediada la tarde, la situación quedó bajo control, explicó Vistoso. Agregó que debió contarse con la colaboración de una dotación del cuartel sur de bomberos voluntarios, a fines de resguardar la guardia pasiva.

Gracias al viento

Al ser consultado por el nivel de riesgo a la población que tuvo el evento, señaló que las condiciones del tiempo, fueron condescendientes y que el hecho de que el viento haya apuntado de este a oeste, no dejó que la nube tóxica llegase a los barrios adyacentes.

Si bien el viento suele predominar de oeste a –este, milagrosamente, hasta anoche el cuadrante estaba invertido, por cuanto los gases se diluyeron en dirección a las lomadas que hay en los campos al noroeste de Trelew.

 

Diario Jornada